Defensa de sujeto que asesinó a joven gay es... el odio

11/18/2009 |
La Policía arrestó ayer a Juan A. Martínez Matos por el asesinato de Jorge Steven López Mercado. (Para Primera Hora / Edgar Vázquez Colón)  

Guayama. Dice que lo mató en defensa propia, porque intentó acuchillarlo. En “defensa propia” lo decapitó, lo desmembró y lo prendió en fuego.

La Policía de la región de Guayama arrestó ayer temprano a Juan A. Martínez Matos por el asesinato del joven homosexual Jorge Steven López Mercado, quien a todas luces fue víctima de un crimen de odio.

Aunque ayer alegó que la víctima lo atacó primero, Martínez también confesó que odiaba a los homosexuales porque fue violado en la cárcel y alegó que cuando recogió a Jorge Steven en una calle de Caguas, pensaba que estaba llevando a su casa a una prostituta porque el jovencito estaba vestido de mujer.

La Policía dio con el imputado luego de que recibiera información de que el joven de 19 años abordó su vehículo en la calle Pavial de Caguas, una vía frecuentada por prostitutas y travestis que ofrecen servicios sexuales a cambio de dinero. Al interrogarlo, confesó ser el autor del horrendo crimen.

El fiscal José J. Bermúdez explicó que Martínez, de 26 años, se acercó primero a una mujer, luego a un travesti y por último a Jorge Steven, quien también estaba vestido de mujer. Se lo llevó a la residencia de sus padres en el sector Brisas del Plata, de Cidra, y una vez allí, según el imputado, se dio cuenta de que Jorge Steven era un hombre y lo rechazó. Dice el arrestado que el joven homosexual le sacó un cuchillo y que eso provocó que se encolerizara, se lo quitara y le infligiera una herida en el cuello que lo decapitó. Después fue y buscó un cuchillo casero que utilizó para desmembrarlo. Posteriormente, le prendió fuego al cuerpo y lo lanzó en el sector Guavate de Cayey.

La Policía ocupó dos cuchillos, los que aparentemente fueron utilizados para cometer el crimen, y que luego el asesino lanzó al pozo séptico de la residencia. También se encontró un mattress quemado y manchas de sangre. Además, se confiscaron dos vehículos para investigación.

“El acusado dice que el joven intentó acuchillarlo primero y que por eso lo mató”, dijo el fiscal.

Asimismo, indicó que otra razón para dar muerte al joven ofrecida por el imputado fue que durante el 2003 estuvo confinado por violencia doméstica y que mientras estaba en la cárcel fue violado, despertando así su repudio hacia los homosexuales.

“Desde el principio aceptó que había cometido los hechos y que lo hizo solo”, señaló Bermúdez, quien mencionó que el hombre es padre de cuatro niños.

A Martínez se le radicarán hoy cargos por asesinato en primer grado y posteriormente el fiscal solicitará al juez que aplique el agravante de crimen de odio. “Yo nunca pensé que una persona sería capaz de cometer un acto tan inhumano”, sostuvo el fiscal mientras decía que fue impactante enfrentarse a la macabra escena.

El individuo fue sacado momentáneamente del tribunal para que fumara y al ser abordado por la prensa dijo que no es homosexual y que lo asesinó porque “atentó contra mi vida”.

Familia desconocía que joven se prostituía

El portavoz de la familia, Luis Rivera, se mostró complacido y sorprendido con la rapidez con que se esclareció el caso y expresó que la familia ha pedido respeto y espacio para su dolor.

“Desconocíamos por completo que él se estuviera prostituyendo, porque tenía su pareja y porque no tenía problemas económicos que lo obligaran a eso”, aseguró Rivera.

Además, no descartó pensar que el móvil del crimen haya sido por odio.

“Estamos viviendo momentos de deterioro social y necesitamos hacer algo”, dijo el joven. Éste señaló que tan pronto el Instituto de Ciencias Forenses les entregue el cuerpo, será cremado y realizarán un servicio religioso en Toa Alta.

“Este caso se ha esclarecido gracias a la cooperación de la comunidad lésbica y gay de Puerto Rico”, destacó el fiscal Bermúdez.

El caso fue transferido al Tribunal de Caguas, donde hoy en la mañana se le estarán radicando los cargos a Martínez Matos.