Desarticulan pandillas que traficaban armas ilegales

10/03/2012 |04:17 p.m.
Entre los arrestados, figuraba un cadete de la Policía Municipal de Ponce.

Cuatro organizaciones que presuntamente de dedicaban a la venta de armas ilegales y sustancias controladas fueron desarticuladas durante un operativo realizado en Ponce, Juana Díaz y Santa Isabel, producto de una operación encubierta que se extendió por más de un año.

Entre los arrestados, figuraba un cadete de la Policía Municipal de Ponce.

 Durante la madrugada de hoy, miércoles, agentes de varias divisiones de la región policiaca de Ponce diligenciaron 29, de las 33 órdenes de arresto, dos de ellas para la aprehensión de dos menores de de edad, que fueron expedidas por la jueza Rosaline Santana, del Tribunal de Ponce, con fianzas ascendentes a los $16.2 millones, como producto de un operativo denominado “Golpe a las Armas”.

 Según el superintendente, Héctor M. Pesquera, durante una conferencia de prensa conjunta con el coronel Edwin Torres, director de la región policiaca del Sur, contra los acusados se radicaron 134 denuncias por violación a la Ley de Armas y de Sustancias Controladas.

Como producto de las transacciones que se efectuaron en lugares públicos como estacionamientos de centros comerciales, de farmacias, panaderías, gasolineras, residenciales y urbanizaciones, se ocuparon 49 armas de fuego, 38 pistolas, una escopeta, siete rifles modelos AR-15 y Ak-47, tres revólveres, siete cargadores, además de 1,160 balas de diferentes calibres.

 Durante las transacciones encubiertas, que se extendieron desde el 27 de julio del 2011 hasta el 11 de septiembre del 2012, se compraron siete libras de marihuana, 200 bolsitas de la misma droga, 31 gramos de cocaína y 75 bolsitas de esa sustancia, además se confiscaron 20 vehículos de motor.

 Estas armas serían analizadas en el laboratorio de balística del Instituto de Ciencias Forenses (ICF) para confirmar las sospechas de que fueron utilizadas para cometer varios asesinatos en el área sur, informó el coronel Torres.

 Entre los arrestados, identificados como cabecillas de las organizaciones figuran Esteban J. Marrero Figueroa, de 25 años, para quien laboraba como armero Edwin Muñiz Montalvo, de 33 años y residente en Ponce.

 Un cadete y obrero, identificado como Eduardo J. Torres Escobar, de 24 años y conocido como Wally, fue señalado como quien efectuó transacciones para la venta de 31 gramos de cocaína a un agente encubierto. 

 También fueron arrestados Christopher González Ortiz, de 26 años, el mecánico Miguel A. Acosta Cruz, de 44, Rafael Rivera Vargas, alias Macho, y Mickey Matos Santiago, de 44 años y apodado Mickey el Joyero.

 Los gastos incurridos por el agente encubierto para la compra de la evidencia ascendieron a los $82,345.