Desestiman demanda contra el Gobierno por Ley de Retiro

Por Primerahora.com 06/17/2013 | 10:15 a.m.
En la sentencia de 45 páginas, la jueza superior Giselle Romero García declaró "con lugar las solicitudes de desestimación presentadas por los demandados en los casos consolidados del epígrafe, y en consecuencia, ordena el archivo de los mismos". (Archivo)  
La demanda contra el Estado Libre Asociado de Puerto Rico había sido sometida por 68 empleados de la Oficina del Contralor el pasado 8 de mayo de 2013.

La jueza superior Giselle Romero García desestimó hoy, lunes, la demanda sometida por empleados públicos contra el Gobierno tras la aprobación de la Ley 3, de Reforma en el Sistema de Retiro.

La demanda contra el Estado Libre Asociado de Puerto Rico había sido sometida por 68 empleados de la Oficina del Contralor el pasado 8 de mayo de 2013.

Los demandantes exigían que se declarara inconstitucional dicha ley, y pedía la implantación de un interdicto preliminar para detener su implantación.

Alegaban que el estatuto era inconstitucional debido a que alteraba la relación contractual con el Gobierno y que se afectaban de forma retroactiva derechos adquiridos al amparo de la Ley 447.

Mientras, la parte demandada sometió una petición de desestimación el pasado 5 de junio. Entre los argumentos para solicitarla, indicaba que no le corresponde al tribunal determinar otras alternativas menos onerosas para atender la crisis fiscal en el Sistema de Retiro, por lo que se le debe "dar deferencia al criterio del legislador.

También señaló que "un tato preferencial a la parte demandante en cuanto a la aplicación de la ley no resuelve la crisis del déficit actuarial, por lo que los cambios son razonables y necesarios".

En la sentencia de 45 páginas, la jueza declaró "con lugar las solicitudes de desestimación presentadas por los demandados en los casos consolidados del epígrafe, y en consecuencia, ordena el archivo de los mismos".

Mientras, señaló que, en la demanda de Victor A. Trinidad Hernández y otros vs. Estado Libre Asociado de Puerto Rico y otros, el tribunal desestima todas las causas de acción con excepción de la causa de acción de daños y perjuicios.

"En esta última causa de acción, se mantendrá en suspenso (cual solicitado por la propia parte demandante), hasta tanto la desestimación de sus restantes reclamaciones advenga final y firme", indica la sentencia.