Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Discusión por la comida culmina en tragedia de violencia doméstica en Toa Alta

10/20/2011 |12:33 p.m.
Manuel Ferrer, dueño del negocio Finquita Pollera en Toa Alta, se suicidó tras dispararle en varias ocasiones a su pareja. En la foto, Ferrer, en una foto suministrada por su familia. (Primera Hora/Juan Luis Martínez)  
La sobreviviente se recupera de dos heridas de bala en el Centro Médico de Río Piedras.

La mujer que fue baleada en el rostro por su pareja, que luego se suicidó, tras una alegada discusión en torno al menú de la cena ocurrida anoche, en su residencia del barrio Galateo Centro en Toa Alta, se recupera de las heridas recibidas al igual que su hija de 12 años, quien sufrió sólo laceraciones en el abdomen.

El teniente Rafael Rosa, director de la División de la División de Homicidios, informó que el suicida Manuel Ferrer Serrano, de 30 años, es dueño del negocio Finquita Pollada, localizado frente a la residencia donde vivía con su pareja y los tres hijos de la fémina de 13, 12 y de 3 años de edad.

Explicó que luego de cerrar el negocio, el comerciante  sostuvo una discusión en el hogar donde le disparó a la mujer  y luego se suicidó. 

“Surge una discusión entre la pareja por el asunto de una comida que él no quería comer que ella hizo, sostuvieron una discusión en la habitación, los tres menores entraron y él los saca hacia afuera acto seguido ella sale también y le hace varios disparos, la menor resultó herida con quemaduras en el abdomen a consecuencia del arma de fuego”, declaró el investigador.

El oficial indicó que la sobreviviente, Mayra González Oquendo, de 33 años, declaró que no hubo incidentes previos de violencia doméstica pero ese ángulo se continúa investigando para corroborar la  información.

También se le preguntó si la discusión giró en torno a los celos y ella lo descartó. “Ella alega que no hay ningún tipo de denuncia de violencia doméstica previa”, agregó.

En la escena se levantaron cuatro casquillos calibre .40.

Consciente, alerta y bajo evaluación de especialistas la mujer baleada

El director del Centro Médico, Ernesto Torres, informó que González Oquendo se encuentra en franca recuperación tras recibir una herida de bala con entrada por la mejilla izquierda con salida por el lado derecho y otra en la mano izquierda.

"Ella está bien, estable, consciente, alerta y comunicativa aunque bien triste por la situación", sostuvo Torres, en una entrevista con Primera Hora.

Agregó que la mujer se encuentra bajo evaluación de los especialistas en cirugía maxilofacial y ortopedia.