Dolor y lágrimas por Brendaliz - VÍDEO

01/19/2013 |
El entierro de Brendaliz Morales Rodríguez estuvo enmarcado en un adiós lleno de tristeza. (jorge.ramirez@gfrmedia.com)  
La familia de la jovencita se mostró sumamente afectada en medio de la difícil tarea de enterrar a Brendaliz.

Ciales. No era la reunión que esperaban tener con su pequeña.

La familia de Brendaliz Morales Rodríguez, la jovencita que murió a manos de su hermano en un incidente violento ocurrido la semana pasada en Milwaukee, lloraba ayer la partida de la adolescente en medio de la dolorosa tarea de enterrar sus restos en el Nuevo Cementerio Municipal de Ciales.

Sumidos en un mar de lágrimas y lamentos, los familiares de Brendaliz se mantuvieron abrazados unos con los otros para enfrentar uno de los episodios más difíciles para esta humilde y numerosa familia.


Carmen, una de las hermanas mayores de Brendaliz, se dirigió a los presentes leyendo una carta que escribió para su fenecida hermana.

“Mi querida y hermosa hermana: Has tomado el camino final, ese sin retorno, el más difícil. Sin aviso, sin siquiera una mínima idea de que así tan pronto nos ibas a dejar. Tengo un vacío en mi alma desde el mismo momento que me avisaron de tu partida tan repentina. Siento que es mentira”, leía parte de la misiva.

Ante este penoso escenario, Ángel Morales Rolón, padre de la menor, no podía apartar las manos de su cara, tratando de contener las lágrimas que incesantemente rodaban por sus mejillas. Había momentos en que lograba mejorar su semblante, pero eran vagos, y el sombrío gesto lo abordaba cada vez más.

Antonia Figueroa, quien fue maestra de Brendaliz en la escuela Concepción Pérez Hernández de Ciales, describió a la menor como humilde y alegre, “que también defendía mucho a su familia”.

“Siempre vamos a recordar su alegría contagiosa”, agregó.

La maestra se expresó también en torno al caso que está pendiente en el que el hermano de Brendaliz, Miguel Morales Rodríguez, podría pasar hasta 25 años en prisión, de ser encontrado culpable por la muerte de la joven.

“Yo conozco a Miguel Ángel y puedo garantizar que lo que sucedió allá fue un accidente”, recalcó.

La mamá de Brendaliz, Isabel Rodríguez, viajó hasta Puerto Rico para dar cristiana sepultura a su pequeña que, hace apenas seis meses atrás, se había mudado con Rodríguez al estado de Wisconsin.