“Él (asesino) sabía que Jorge Steven era un hombre”

11/18/2009 |
Juan A. Martínez confesó el sangriento y despiadado asesinato y alegó que no sabía que López era un hombre cuando lo subió a su auto para comprar sus favores sexuales. (Para Primera Hora/Edgar Vázquez Colón)  

Para la licenciada Ada Conde, el asesino confeso del joven Jorge Steven López está mintiendo desde el principio.

Ayer en la mañana Juan A. Martínez, de 26 años, confesó el sangriento y despiadado asesinato y alegó que no sabía que López era un hombre cuando lo subió a su auto para comprar sus favores sexuales.

“Me sorprende que diga eso porque tenemos conocimiento de primera mano de que él (Martínez) hacía tiempo merodeaba esa área. Sabemos que le hacía acercamiento a mujeres y transexuales y que esa noche se le acercó a una mujer y a un transexual”, aseguró la presidenta de la Comisión de Derechos Humanos.

“Él (Martínez) sabía que Jorge Steven era hombre. No es la primera vez que pasaba por esa área”, insistió la licenciada Conde.

Con igual indignación Conde denunció que sería un error fatal permitir que Martínez utilice como defensa el alegato llamado “pánico a los homosexuales”.

“Con decir que no sabía que era hombre lo que está es preparándose para utilizar una defensa que ni siquiera es aceptada por los psiquiatras y psicólogos. Ahora esperamos que el tribunal sepa separar el grano de la paja y que no permita este alegato que no existe en los libros”, enfatizó Conde.

Conde no está sola. Su opinión la comparten el activista y defensor de los derechos de la comunidad lésbica, gay, bisexual, transgénero y transexual (LGBTT), Pedro Julio Serrano, y el licenciado Vance Thomas, de la Comisión de Derechos Civiles.

“Hago un llamado a que no se acepte esa defensa. Este asesinato es uno de los más crueles y desgarradores de la historia de Puerto Rico. En el juicio del doctor Elías Algarín, asesinado por Jonathan Vega en el 2007, lamentablemente la defensa la utilizó, la fiscalía no la contrarrestó y el juez la permitió. No podemos permitir que eso se repita”, dijo Serrano.

Por su parte, Thomas insistió en que el asesinato se trate como un crimen de odio.

“La confesión confirma que en efecto esto se trata de un crimen de odio. En ese sentido estamos rompiendo un poco con el mito de que eso no ocurre en Puerto Rico y valida las exigencias que se han estado haciendo de que hay que ser más rigurosos en las investigaciones donde hay la posibilidad de que el crimen esté basado en algún tipo de prejuicio”, comentó Thomas.

El congresista puertorriqueño José Serrano se sumó al reclamo de los líderes boricuas al exigir a las autoridades estadounidenses que se procese criminalmente a Martínez bajo la nueva Ley Federal de Prevención de Crímenes de Odio.