En duda las veces que el ex juez Irizarry Yunqué entró a su casa

02/25/2013 |
Los abogados de De los Santos, Aarón Fernández y Lucille Borges, solicitaron en su extenso documento ante la jueza Eloína Torres Cancel la declaración jurada del ex juez del Tribunal Supremo. (vanessa.serra@gfrmedia.com)  
Varios testigos tienen información impactante y valiosa para aportar al caso contra Aida de los Santos Pineda y que ayudaría a probar que no fue ella la asesina.

Varios testigos tienen información impactante y valiosa para aportar al caso contra Aida de los Santos Pineda y que ayudaría a probar que no fue ella quien mató a su jefa, Georgina Ortiz, según argumentaron en una moción sus abogados.

Entre los datos revelados en esa moción figuran versiones encontradas de testigos sobre la hora en que el esposo de la víctima, el ex juez del Tribunal Supremo Carlos Irizarry Yunqué, estuvo en su casa, donde asesinaron a su esposa el 17 de agosto de 2010.

También revela el documento que la agente investigadora del caso, Ormarie Roque, dijo tener evidencia sobre las entradas del ex juez al condominio, distintas a las que salieron a relucir por otros testigos en la vista preliminar.

Los abogados de De los Santos, Aarón Fernández y Lucille Borges, solicitaron en su extenso documento ante la jueza Eloína Torres Cancel la declaración jurada del ex juez del Tribunal Supremo y, según se desprende del expediente del caso, la jueza les concedió su pedido, aunque la fiscal Elba Acevedo había argumentado que no correspondía.

El escrito legal corrobora que la declaración jurada que se le tomó a Irizarry Yunqué fue 90 días después del crimen.


Según el documento, la agente investigadora dijo en una declaración jurada que “existe evidencia” de que el carro del ex juez “salió y entró al condominio en dos ocasiones previo a los hechos y regresó después de cometido el crimen”.

Así fue como Roque justificó su petición de incautar y registrar el vehículo del ex juez en julio de 2012, casi dos años después del asesinato.

Y es que en el caso contra la mucama, que se supone que arranque hoy en el Centro Judicial de San Juan, la denuncia establece que el homicidio fue en “concierto y común acuerdo” con alguien más, pero hasta la fecha no se han presentado cargos contra ninguna otra persona.

La defensa pidió, asimismo, en su moción la declaración jurada de Ángel Efraín Díaz Bruno, quien contó que una persona identificada como “Tato” dijo que antes de irse del condominio a las 3:20 de esa tarde vio a Irizarry Yunqué en el ascensor.

Díaz Bruno podría “ayudar a corroborar o impugnar versiones de testigos”, argumentaron los abogados.

La moción establece, además, que los vídeos de las cámaras de seguridad entregados por la Escuela de Derecho de la Universidad Interamericana, donde el ex juez daba clases esa tarde, estaban “editados”.

Otro detalle que surge de la moción es que la hija del ex juez, Lida Irizarry, fue quien pagó por un detective privado poco tiempo antes de la muerte de Ortiz.

De esa manera, los abogados de la acusada señalaban la pertinencia de que les entregaran también su declaración jurada, lo que fue concedido, según lo decidió la jueza.

Hay que recordar que la hija de Irizarry Yunqué recurrió a los tribunales para tratar de estar acompañada por su abogado cuando testificó por primera vez ante la fiscalía, y eso le fue denegado.

Otra persona, familiar de la víctima y cuya declaración jurada se solicitó, dijo que Lida tuvo una discusión con Ortiz y, luego de eso, “Lida le dijo: ‘Te quiero fuera de mi familia’”.

Se revela, por otro lado, que Ortiz le contó a un amigo suyo identificado como Ángel Luis Santiago que “Carlos (Irizarry Yunqué) la tenía amenazada”, según unas notas tomadas por la agente investigadora, mientras que la otra empleada doméstica que Ortiz tenía en su casa de Guayama habría dicho que su jefa le confió que “las cosas en su hogar no eran como antes y que Carlos no era la persona que ellos pensaban que era”. Ambas declaraciones juradas también fueron solicitadas y concedidas.

Por otro lado, fuentes cercanas al caso dijeron que la ex directora del Instituto de Ciencias Forenses, Yocasta Brugal, donará sus servicios como perito para la defensa. La experta se encontraba fuera del país y no pudo corroborar el dato. Otros peritos contratados fueron Santiago Rullán, experto en reconstrucción de escenas criminales, y una socia suya, que es especialista en serología.