Enfrentan cargos tres jóvenes por muerte de hijo de abogado

09/27/2012 | 02:05 p.m.
Ricardo "Ricard" Rivera Rivera, Anthony Espada Correa y Christopher Gibson Santiago fueron arrestados por presuntamente estar vinculados a la muerte del hijo de un abogado. (Suministrada)  
Inicialmente, Ricardo "Ricard" Rivera Rivera, de 21 años, y el cantante aficionado Anthony Espada Correa, de 20 años, fueron acusados en la modalidad de autores cooperadores.

Agentes de la División de Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Criminales (CIC) de Ponce arrestaron a anoche en el sector Río Jueyes de Coamo a otros dos participantes del asesinato del hijo de un abogado, cuyo cadáver descompuesto con dos balazos en el rostro, fue localizado en el sector Hacienda La Serena, del barrio Río Cañas Arriba, en Juana Díaz, el 15 de septiembre.

 La Policía informó que anoche, se radicaron cargos como adulto por asesinato, uso, posesión o traspaso fraudulento de tarjetas con banda electrónica, destrucción de prueba ya que el vehículo de la víctima fue quemado y violación a la Ley de Armas, contra el adolescente Christopher Gibson Santiago, de 16 años, un desertor escolar de Aibonito, a quien le habían radicado anteriormente faltas por robo y escalamiento.

 Inicialmente, Ricardo "Ricard" Rivera Rivera, de 21 años, y el cantante aficionado Anthony Espada Correa, de 20 años, arrestados esta madrugada, fueron acusados en la modalidad de autores cooperadores, pero luego de escuchar la prueba y la confesión del menor, el juez Rubén Serrano del Tribunal de Ponce, determinó causa para arresto contra ambos, señalándoles una fianza global de $1.3 millones, tras instruirle al fiscal Antonio Cintrón Almodóvar para que enmendara las denuncias y les radicara los mismos delitos que se le imputaron al menor.

 Al trío se le imputa el asesinato de Mario Colón Pérez, de 24 años, cuyo cadáver fue localizado en un barranco, ocho días después de su crimen. En este caso, a pesar de que la Policía había recibido una querella de persona desaparecida, no se difundió la requisitoria de sus familiares.

 De acuerdo a la pesquisa Colón Pérez, empleado de una farmacia en Salinas, en horas de la madrugada del 7 de septiembre, echó gasolina en una estación de ese municipio y pagó con su tarjeta de débito sin percatarse de que era observado por cuatro individuos que se encontraban en el lugar, quienes se le acercaron de manera amigable para compartir con él, ya que habían observado el número de la contraseña.

Entre el cuarteto estaba un pelotero de la liga AA de Salinas, a quien su padre lo llamó por teléfono para que regresara al hogar, quien dejó a pie a sus otros tres amigos. El trío aprovechó para pedirle transportación a Colón Pérez y en el trayecto lo golpearon para arrebatarle la tarjeta de débito.

 De camino, según la investigación, siguieron golpeándolo mientras lo transportaron hacia un paraje solitario donde prosiguieron golpeándolo y lo colocaron en el baúl de su auto que manejaron hasta una finca en Juana Díaz. Allí, el joven logró escapar corriendo pero fue nuevamente interceptado y atacado por los tres ladrones que lo golpearon en el rostro hasta con la batería de un vehículo, lo apuñalaron y lanzaron por un barranco aún con vida donde posteriormente falleció.

Gibson Santiago fue ingresado en el complejo correccional de Bayamón.

El caso fue investigado por el agente Ángel Santiago de la División de Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Criminales (CIC) de Ponce.