Enfrentarán nuevos cargos jóvenes imputados por tragedia en El Prado

02/19/2013 | 07:56 a.m.
Jonathan Soto Bonilla y Josué Vázquez Feliciano  
Ambos presuntamente participaron en el asesinato de Miguel Angel Martínez Matos y Anthony Santiago Estrada.

Jonathan Soto Bonilla y Josué Vázquez Feliciano, sospechosos de provocar la tragedia frente al residencial El Prado, figuran en un grupo de 21 sujetos que serán acusados hoy en el Tribunal de Bayamón por un doble asesinato ocurrido el 12 de agosto de 2012 en el residencial Nemesio R. Canales, en San Juan.

Una fuente indicó que Soto Bonilla, alias 787 y Vázquez Feliciano, alias JE, presuntamente participaron en el asesinato de Miguel Angel Martínez Matos y Anthony Santiago Estrada, de 21 y 18 años, respectivamente. Las víctimas fueron secuestradas, ejecutadas en Canales y trasladas con escolta de algunos de los hombres -a ser acusados hoy- al pueblo de Dorado, donde fueron abandonados en el interior de un auto marca Honda frente el negocio El Único, en la PR-165.

El doble asesinato guardaba relación con la guerra por el control de puntos de drogas de Nemesio R. Canales, caserío localizado a pasos del Cuartel General de la Policía. En síntesis, un sujeto conocido como Cangri, propietario del punto, presuntamente mandó a matar a los jóvenes quienes intentaban apoderarse del negocio ilícito.

Soto Bonilla y Vázquez Feliciano fueron detenidos el 8 de febrero (el primero en Nueva York y el otro se entregó ante la Policía) ya que la Policía los buscaba como responsables de la tragedia del pasado 1 de febrero frente al residencial El Prado, en la que murieron dos mujeres y cuatro menores de una misma familia.

Contra Soto Bonilla, quien espera ser extraditado a la Isla, pesa desde julio de 2010 una orden de arresto a nivel estatal por un caso de robo de vehículo. Vázquez Feliciano está acusado a nivel federal desde el 25 de julio del año pasado por narcotráfico.

Hoy los fiscales Janet Parra y Josué Padilla presentarán sobre 400 denuncias por asesinato, conspiración, violación a la Ley de Armas y secuestro contra los 21 individuos. De este grupo hay cuatro bajo custodia -incluyendo a Soto Bonilla y a Vázquez Feliciano- y uno con grillete electrónico por un caso a nivel federal. Entre los individuos a ser acusados hoy figura uno conocido como Mután, el líder Carlos Medina Morales, alias Cangri, y José Delgado Natal, alias Masacre. Este último ya está acusado en ausencia de matar a Martín Cabrera González el 27 de marzo de 2012 en Canales. Por este asesinato, fue acusado igualmente José M. Rodríguez Larieguis, quien fue arrestado el 1 de febrero en medio de una persecución con la Policía en el área de Buchanan.

Se espera que esta mañana la Policía haga intentos por arrestar a algunas de estas personas, pero en otros casos las acusaciones se presentarán en ausencia. La pandilla se compone mayormente de elementos de Canales, pero también hay integrantes de los caseríos Luis Lloréns Torres, Manuel A. Pérez y Jiménez García, este último en Caguas.

Este caso fue investigado por el agente José A. Pagán Ferrer y el sargento Steven Cuevas, jefe de la división de Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Criminales de Vega Baja.