En marzo, la vista preliminar por caso de bebé colocado en nevera

02/05/2013 |02:26 p.m.
El hombre imputado de encubrimiento y maltrato de menores por la muerte de el infante está preparado emocionalmente para enfrentar el proceso judicial en su contra.

El hombre imputado de encubrimiento y maltrato de menores por la muerte de un infante cuyo cuerpo apareció en el refrigerador de su residencia, está preparado emocionalmente para enfrentar el proceso judicial en su contra.

Así lo determinó esta mañana el psiquiatra del estado, Rafael Cabrera Aguilar.

En su informe ante la jueza Eloína Torres Cancel, del Tribunal de San Juan, Cabrera Aguilar aseguró que José Miranda López “se encuentra libre de patología sicótica”.

“Tiene buen contacto con la realidad”, agregó.

La evaluación siquiátrica se realizó a petición del abogado de oficio, José Rosselló.

Ante el diagnóstico del psiquiatra, el caso regresó a la sala del juez Enrique Silva Avilés, quien fijó la vista preliminar para los días 11, 12 y 13 de marzo.

Este proceso se atenderá de forma conjunta con el caso en contra de su compañera Xiomara Rodríguez Flores, imputada de asesinar a su hijo de cinco meses y luego guardarlo dentro del congelador.

La semana pasada, Cabrera Aguilar encontró a la mujer procesable.

Contra Rodríguez Flores, de 24 años, pesan cargos de asesinato en primer grado y maltrato de menores.

Las abogadas Samari Benítez Santiago y Yaritza Torres Medina, de la Sociedad para la Asistencia Legal, representan a la mujer quien recibe tratamiento en el Hospital de Psiquiatría Correccional en Río Piedras.

La fiscal Nancy Morales Cruz, de la Unidad Especializada de Violencia Doméstica y Maltrato de Menores, representa al ministerio público en este caso.

Miranda López, por su parte, se encuentra detenido en el Centro de Detenciones federal en Guaynabo.

Según la investigación de las autoridades, la imputada supuestamente admitió que en diciembre pasado, su bebé no paraba de llorar, así que le dio leche y lo colocó boca arriba. Entonces, el pequeño Carlos Humberto Santiago Rodríguez se ahogó con su propio vómito.

Miranda López, supuestamente, lo encontró, y ambos decidieron guardarlo en el congelador de la nevera ya que el hombre no podía acudir a las autoridades porque se encontraba prófugo por un caso de narcotráfico en el foro federal.