En peligro la probatoria del ex legislador Norberto Nieves

12/11/2012 |
Nieves Román podría ver revocada su probatoria, particularmente, por no haber notificado a su oficial probatorio que llegaría a su hogar después de la medianoche. (wandaliz.vega@gfrmedia.com)  
Un agente de Buchanan lo detuvo el mes pasado por guiar a 98 millas por hora.

Una noche de copas le pudiese salir muy cara al ex representante Norberto Nieves Román porque corre el riesgo de volver a prisión si es que se le revoca su probatoria luego que la jueza Ada Rosa Juarbe, del Tribunal de Toa Baja, encontró causa para su arresto por presuntamente guiar ebrio.

Aunque es de modalidad menos grave el delito que se le imputa, el esposo de la representante del distrito de Arecibo, Paula Rodríguez, pudo haber violado las condiciones de su probatoria porque su detención ocurrió a las 2:50 de la madrugada, cuando su sentencia estipula que a las 12:00 de la medianoche debe estar en su casa.

Aun cuando resultara no culpable del delito de guiar bajo estado de embriaguez, si no le notificó a su oficial probatorio que se retrasaría en llegar a su hogar, se le puede solicitar al tribunal que se le revoque la probatoria.

Nieves Román cumple una sentencia suspendida luego que en el 2001 fue sentenciado a 24 años de cárcel tras ser hallado culpable por apropiación de fondos públicos. La sentencia impuesta por el juez Juan Reyes Caraballo, del Centro Judicial de Arecibo, fue de 10 años en prisión y 14 en libertad a prueba.

Sin embargo, luego de tres años en la cárcel de Bayamón, en el 2004 salió a la libre comunidad al beneficiarse del privilegio de libertad bajo palabra. Probablemente, en el 2011 cumplió con esa parte de la sentencia, pero Primera Hora no pudo confirmarlo porque, al cierre de esta edición, el Departamento de Corrección y Rehabilitación (DCR) no contestó nuestra solicitud de información.

Si ya extinguió la primera parte de su condena, apenas empieza a cumplir sus 14 años de sentencia suspendida.

El pasado 9 de noviembre el agente José Montalvo, adscrito al cuartel de autopistas Buchanan, detuvo al ex representante novoprogresista por presunto exceso de velocidad.

“Iba a 98 millas por hora”, señaló el agente Montalvo como la causa para detener a Nieves Román, quien manejaba una Toyota Runner a la altura del kilómetro 21.6 en la autopista en jurisdicción de Toa Baja.

El agente de autopistas dijo que en medio de la intervención sospechó que el ex legislador, quien viajaba solo, estaba bajo los efectos del alcohol porque supuestamente expedía un fuerte olor.

“Quería hacerle prueba de campo y él se negó. Lo llevé al cuartel y allí también se negó, y solicitó la prueba de sangre”, explicó el agente interventor.

La prueba se hizo en el centro de diagnóstico y tratamiento (CDT) de Cataño, pero el resultado todavía se desconoce. De todas maneras, el pasado 5 de diciembre se presentó en el Tribunal de Toa Baja un cargo de embriaguez y se llevó como única prueba el testimonio de Montalvo.

El agente indicó que cuando lo detuvo y arrestó, no sabía quién era el conductor hasta que otro compañero policía le dijo de quién se trataba. Entonces, entendió por qué Nieves Román no quería ofrecer información personal cuando le llenaban el récord médico en el CDT.

Montalvo dijo que durante todo el proceso, realizado la madrugada del 9 de noviembre, el ex representante del distrito de Arecibo se mantuvo solo.

Aunque es poco común que se conceda ese privilegio, Nieves Román consiguió que el tribunal le permitiera llegar a su hogar a las 12:00 de la noche tras una solicitud del convicto, quien alegó que necesitaba acompañar a su esposa a actividades relacionadas con su desempeño como legisladora.

De igual forma, Nieves Román ha conseguido múltiples concesiones a las estipulaciones de su sentencia, como la autorización para viajes fuera del país.

Asimismo, durante este año, trascendió información de que Nieves Román tenía privilegios que le permitían ausentarse a sus citas con su técnico sociopenal.

Primera Hora llamó a la representante Rodríguez para conseguir una reacción de su esposo, pero no contestaron el mensaje.

El juicio está pautado para el próximo 8 de enero de 2013.