En prisión exagente acusada por robos en Morovis

Por Maribel Hernández Pérez 11/22/2013 | 10:51 a.m.
La vista preliminar fue pautada para el 5 de diciembre, informó la Oficina de Prensa de la Policía.
A Carrión López se le imputa cometer un asalto en una guagua de venta de comidas que opera a orillas de la carretera PR-155, donde le pidió un café a la propietaria, luego le exigió el dinero de las ventas del día y, como se negó a entregárselo, se levantó la blusa y le mostró un arma que tenía oculta en la cintura. (Suministrada)  

Cargos por robo, tentativa de robo y dos cargos por violación a Ley de Armas fueron radicados el jueves contra una exagente que fue expulsada de la Policía.

Luego de escuchar la prueba, la jueza Cintia Irizarry, del Tribunal de Arecibo, determinó causa para arresto contra Carmen Carrión López, de 55 años, y le señaló una fianza de $25,000, la cual no prestó por lo que fue ingresada en la Cárcel de Mujeres en Vega Alta.

La vista preliminar fue pautada para el 5 de diciembre, informó la Oficina de Prensa de la Policía.

A Carrión López se le imputa cometer un asalto en una guagua de venta de comidas que opera a orillas de la carretera PR-155, donde le pidió un café a la propietaria, luego le exigió el dinero de las ventas del día y, como se negó a entregárselo, se levantó la blusa y le mostró un arma que tenía oculta en la cintura. Entonces la comerciante le dio $40.00 en efectivo.

Según la investigación de la Policía, la exagente también intentó cometer un robo en una gasolinera muy cercana a la guagua donde poco antes despojó a la vendedora de dinero, pero no lo logró porque las dos empleadas de ese negocio se mantuvieron encerradas en la cabina. Ante esa situación, huyó a bordo de un automóvil marca Mercedes Benz color gris.

Poco tiempo después, el agente José Alvarado Figueroa, en unión al policía municipal de Morovis, José L. Navarro, intervinieron con el vehículo sospechoso en el expreso de Ciales a Manatí, donde se puso bajo arresto a Carrión López, a quien se le ocupó un arma neumática, similar a una pistola de calibre .40, la cual presuntamente utilizó para cometer los asaltos.

La detenida, quien es sospechosa de otros delitos de robo a un supermercado y una tienda de descuento en Morovis, fue expulsada de la Policía en 1990, cuando laboraba para la División de Drogas de Humacao.

De acuerdo a su historial, la arrestada trabajó en la Policía como agente encubierta de 1979 al 1983. Luego, en 1985, fue asignada a la División de Drogas de Humacao. Mientras, en 1989 laboró en las divisiones de Delitos Sexuales y de Ayuda Juvenil, hasta su expulsión, por motivos que no han sido divulgados.

Trascendió que en 1994 Carrión López se graduó de Policía Municipal de Morovis y ascendió al rango de sargento en 1996. Sin embargo, en 2006 fue expulsada por indisciplina.

El caso fue sometido por el agente Juan Tapia, adscrito a la División de Robos del área de Arecibo.