En prisión madre y padrastro de niño de Patillas con fractura craneal

10/12/2012 |04:54 p.m.
La progenitora del pequeñín identificada como Hecmi Tirado Santiago, de 38 años, y su pareja, Ricardo Abraham Navedo Rivas, de 19 años, fueron ingresados en prisión (david.vilafane@gfrmedia.com)  
No pudieron prestar fianzas individuales de $150,000 por cargos de negligencia, contra ella y de $350,000, por maltrato de menores, en el Tribunal Municipal de Cayey.

Hecmy Ivette Tirado Santiago y Ricardo Navedo Rivas, madre y padrastro de un menor que resultó con fractura craneal el pasado jueves, fueron enviados a la cárcel hoy tras no poder prestar la fianza que la jueza Vanessa Sánchez Velázquez les impuso por violación a la Ley para la Seguridad, Bienestar y Protección de Menores.

La jueza Sánchez Velázquez, del Tribunal Municipal de Cayey, encontró causa para el arresto de Navedo Rivas por un cargo de maltrato de menores y contra Tirado Santiago por un cargo de negligencia.

La magistrada impuso al hombre, de 19 años, una fianza de $350,000, y a su compañera, de 38 años, una fianza de $150,000. Ninguno cualificó para los servicios de la Oficina de Servicios con Antelación al Juicio (OSAC).

Ante esta situación, Navedo Rivas fue ingresado a la cárcel Las Cucharas de Ponce y Tirado Santiago a la cárcel de mujeres de Vega Alta.

Durante la audiencia de esta tarde, que se celebró en el Cuartel de Policía de Cayey, que durante los días feriados funciona como tribunal, también se determinó remover del hogar de la pareja a las hijas de 6 y 7 años de la mujer y conceder al Departamento de la Familia la custodia de las menores.

La radicación de cargos ocurre un día después de que Tirado Santiago procurara asistencia médica para su hijo de dos años y medio.

El pequeño se encuentra recluido desde el jueves en el Centro Médico de Río Piedras, en condición grave, pero estable.

Ayer, a eso de las 8:00 a.m., Tirado Santiago llegó con su hijo al Hospital Lafayette de Arroyo. Allí la doctora Haydeé Collazo atendió al menor y le diagnosticó contusión craneal, fractura de cráneo y hematoma subgaleal (sangrado entre piel y cráneo). Luego el infante fue transportado hacia el Centro Médico de Río Piedras en ambulancia aérea.

La sargento Madeline Velázquez Candelario, directora de la División de Delitos Sexuales y Maltrato de Menores del área de Guayama, explicó que Tirado Santiago declaró que dejó a su hijo bajo el cuidado de su compañero mientras llevaba a sus hijas a la escuela.

A su regreso, encontró a su compañero en el baño echándole agua al menor, quien tenía golpes y hematomas. 

“La versión de los padres no es compatible con el diagnóstico médico. La mamá alega que se cayó de la cama, pero al ver la cama es imposible, porque se trata de una cama estilo carro (que no es muy alta)”, detalló la sargento Velázquez Candelario, tras observar que la misma tiene una altura de pocos pies sobre el piso de la habitación.

La pareja, que tenía una relación de tres meses, reside en la urbanización Valles de Patillas. Los tres menores son hijos de Tirado Santiago, quien enviudó hace un año y medio, según Velázquez Candelario.

Indicó también que de la investigación no se desprende que existiera un patrón de maltrato previo.

A su salida del cuartel, el licenciado Ángel Bello Rivera, quien representó a Navedo Rivas, precisó que luego de reunirse con la familia de su cliente radicará una moción de rebaja de fianza.

Bello Rivera señaló que es amigo de los padres y los abuelos del muchacho, de 19 años.

Aseguró también que su cliente no tiene antecedentes criminales.

Inicialmente, la sargento Velázquez Candelario informó que las autoridades radicaron cargos de tentativa de asesinato contra Navedo Rivas, pero el abogado señaló que al no configurarse los elementos de ese delito la jueza le encontró causa por maltrato.

La pareja llegó al cuartel a eso de la 1:00 p.m. Ambos llegaron esposados y en carros separados. Ninguno realizó expresiones.

Tirado Santiago, cuyos familiares llegaron al cuartel, estuvo representada por el licenciado Juan J. Martínez.

La vista preliminar será el 29 de octubre en el Tribunal de Guayama.