En un vídeo porno “Junior Cápsula”

08/04/2010 |
Figueroa Agosto, acusado por dirigir una red de narcotráfico, es el protagonista del vídeo porno que se vende como pan caliente en República Dominicana entre $1.80 y $2.70. (Para Primera Hora / Archivo / Rafael Pichardo )  

Santo Domingo (EFE). Las autoridades de la República Dominicana informaron ayer la detención de 17 personas por la comercialización de un vídeo pornográfico del puertorriqueño José Figueroa Agosto, alías Junior Cápsula, acusado de dirigir una red de tráfico de drogas en el país caribeño.

Las detenciones se llevaron a cabo entre el lunes y ayer durante un operativo encabezado por el fiscal adjunto Germán Alberto Vásquez Sosa, coordinador del Departamento de Propiedad Intelectual de la fiscalía del Distrito Nacional, centro de la capital.

De acuerdo con una nota de la Fiscalía, a los detenidos se les decomisó una indeterminada cantidad de cedés y devedés piratas. Los arrestados “serán presentados por ante un juez de instrucción para que le sea impuesta una medida de coerción”, según la fuente.

Las escenas del vídeo en cuestión, con actos sexuales explícitos, fueron grabadas, al parecer, por el propio Figueroa Agosto, detenido el pasado 17 de julio en una calle de la capital puertorriqueña.

El material fue decomisado por las autoridades locales durante los allanamientos que se realizaron a propiedades del acusado después de que éste escapara en septiembre pasado de una persecución callejera en Santo Domingo.

Las autoridades judiciales dominicanas investigan quién filtró la grabación que, según distintos medios del país, se vende como “pan caliente” entre 50 y 100 pesos ($1.80 y $2.70 ) en las calles del país caribeño.

Figueroa Agosto aparece en escenas del vídeo manteniendo relaciones sexuales con distintas mujeres, entre ellas su compañera sentimental, la dominicana Sobeida Félix Morel, quien está presa en el país después de que se entregara a las autoridades puertorriqueñas tras el arresto del boricua.

El fiscal del Distrito Nacional, Alejandro Moscoso Segarra, advirtió que someterán a la Justicia a “todas las personas” que sorprendan comercializando el vídeo.

Asimismo, aclaró que el material “nunca fue valorado como elemento de prueba” en el proceso abierto contra el puertorriqueño.

Moscoso Segarra criticó la distribución de dicha grabación porque “atenta contra el pudor y la moral” de las mujeres que aparecen en el vídeo.