Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

“Epidemia” de asesinatos de homosexuales o transexuales

05/26/2010 |
Forenses retiran el cuerpo de Angie González, un transexual que fue hallado asesinado en su residencia en Caguas el lunes. (Primera Hora / David Villafañe)  

En los últimos meses han ocurrido en Puerto Rico una serie de asesinatos cuyas víctimas han sido personas homosexuales o transexuales, una situación que preocupa a los líderes activistas que durante años han luchado por los derechos de esta comunidad.

Michell Galindo, Jorge Steven López, Ashley (Juan Antonio) Santiago y Angie (Ángel) González han sido los últimos casos de homicidios registrados en la Isla durante los pasados seis meses.

De éstos, sólo el de Jorge Steven López logró esclarecerse y su asesino, Juan “Casper” Martínez, comenzó a cumplir una condena de cárcel de por vida tras declararse culpable en el Tribunal de Caguas.

“Éstos son los casos más extremos de lo que a todas luces es una ola de violencia, una crisis, una epidemia de violencia en contra de las comunidades lésbica, gay, bisexual y transgénero (LGBT)”, expresó indignado Pedro Julio Serrano, portavoz de la organización Puerto Rico Para [email protected]

“Sabemos que existe el odio, sabemos que existe el prejuicio en contra de nuestras comunidades LGBT, pero lo triste y preocupante es que las autoridades no han reportado ni un solo caso como crimen de odio de los actos violentos motivados por prejuicio a la orientación sexual o identidad de género de las víctimas en Puerto Rico, como le obliga la ley”, agregó el activista en referencia a las leyes vigentes en la Isla que reconocen y castigan los crímenes cometidos por prejuicios contra la víctima. Los estatutos son la Ley 46 de 2002 y el Artículo 72 del Código Penal de 2004. También existe la Ley para Prevenir los Crímenes de Odio que firmó en octubre pasado el presidente Barack Obama.

“Hago un llamado a las autoridades a que investiguen adecuadamente estos crímenes y hagan alianzas con las comunidades LGBT para detener esta violencia”, manifestó Serrano.

Siguen investigando

Primera Hora ha estado en constante comunicación con los Cuerpos de Investigaciones Criminales (CIC) de las regiones de San Juan, Vega Baja y Caguas, agencias que realizan las pesquisas de los asesinatos de Michell, Ashley y Angie, respectivamente, y en ninguno tienen algún sospechoso identificado.

Lo irónico de estos casos, incluido el de Jorge Steven, es la similitud en la forma cruel en que se realizaron los crímenes.

Las cuatro víctimas fueron torturadas por sus agresores, antes de que murieran, y sus cuerpos fueron encontrados totalmente desnudos, lo que podría implicar que pudieron ser víctimas de violencia sexual.

A juicio del director de la División de Homicidios del CIC de Caguas, Carlos Cruz, es preocupante el ciclo de casos que se han registrado en el país y urge que la ciudadanía notifique cualquier información que ayude a esclarecer los casos.

“Tengo fe que el de Angie se va a esclarecer, tal como lo logramos con el de Jorge Steven”, dijo el teniente en referencia a la transexual que fue asesinada en los pasados días en su residencia en Caguas.