Esperan por resultado de pesquisa del NIE en presunta agresión de policías municipales

Por Primerahora.com 11/04/2013 |12:34 p.m.
"Esperaremos por los resultados de la investigación para tomar cualquier acción", indicó el comisionado de la Policía Municipal de San Juan, comandante Guillermo Calixto. (Archivo)  
Entre tres o cuatro agentes municipales de San Juan, vestidos de civil, presuntamente agredieron a Allen Guzmán.

El comisionado de la Policía Municipal de San Juan, comandante Guillermo Calixto, esperará a que el Negociado de Investigaciones Especiales (NIE), del Departamento de Justicia, culmine la investigación que llevan contra varios agentes municipales por una supuesta agresión cometida contra un ciudadano de 39 años en un punto de cotejo levantado en Barrio Obrero antes de determinar un curso de acción.

 Por tal razón, el funcionario no habló sobre medidas preventivas contra los cuatro implicados en la agresión.

"Esperaremos por los resultados de la investigación para tomar cualquier acción", afirmó el funcionario en declaraciones escritas.

Calixto reaccionó así a una historia publicada ayer, domingo, por este diario en la que se informa que el perjudicado, identificado como Allen Guzmán, fue citado por la Fiscalía de San Juan a comparecer este próximo miércoles para exponer los hechos.

Según alega Allen, entre tres o cuatro agentes municipales de San Juan, vestidos de civil, lo agredieron en medio de una intervención realizada en un punto de cotejo en la avenida Borinquen, de Barrio Obrero, a eso de la 1:30 a.m. del domingo.

“La alcaldesa (Carmen Yulín Cruz) me ha dado instrucciones de que cooperemos con esta investigación en todo lo que nos sea requerido. El incidente se trata de una intervención que cuatro policías municipales de la Unidad de Impacto y otros policías estatales hicieron a la 1:30 a.m. con un individuo en un negocio de Barrio Obrero”, destacó Calixto.

De inmediato, indicó que los agentes señalados también cooperarán con la pesquisa.

Asimismo, el comisionado municipal explicó que “esta Unidad de Impacto cumple con un adiestramiento riguroso para manejar situaciones potencialmente violentas. Durante esta administración, no hemos recibido ninguna queja de que alguno de ellos se haya extralimitado en el uso de la fuerza”.

Precisó que pese a la situación registrada en Barrio Obrero, la Unidad permanecerá activa en zonas de alta incidencia criminal.

 “Esta Unidad ha sido responsable de múltiples y continuos operativos que han producido arrestos e incautación de armas ilegales, al igual que de sustancias controladas y por tanto es parte esencial de nuestra lucha contra el crimen. Como en toda situación que involucre a nuestra Uniformada, la Alcaldesa nos ha ordenado que seamos firmes en nuestra disciplina pero justos en el manejo de la información dándole a todas las partes, nuestros policías y nuestros ciudadanos, el debido proceso que les confiere la ley”, concluyó Calixto.