Familia niega saber nuevo ángulo en caso de niño abandonado en Rincón

Por Mariela Fullana Acosta / mfullana@primerahora.com 02/13/2014 | 12:54 p.m.
El padrastro Javier Álvarez Luciano está imputado de tentativa de asesinato, violación a la Ley de Armas y maltrato a menores. La madre del menor, Yanelis Lecona López, también está acusada de encubrimiento y negligencia al no alertar a las autoridades por la desaparición del niño. (Montaje/Archivo)  
La secretaria agregó que visita con frecuencia al menor y que tan reciente como este fin de semana estuvo compartiendo con él en el hogar en el que reside.

La secretaria del Departamento de la Familia, Idalia Colón Rondón, aseguró este jueves que su agencia no tiene información sobre un supuesto patrón de abuso sexual del que fuera víctima el niño de seis años que el año pasado fue encontrado moribundo dentro de una lavadora abandonada en una playa en Rincón.

El abogado Hilton García, quien defiende al padrastro del menor, Javier Álvarez Luciano, señaló en entrevista con la emisora Radio Isla que el menor presuntamente había sido abusado sexualmente por sus abuelos maternos cuando este residía en Atlanta, Georgia.

Colón Rondón dijo que esa información no ha llegado a su agencia y que el menor continúa bajo la supervisión del Departamento de la Familia.

 "No tengo información sobre ese ángulo y apenas escuché la entrevista, pero nosotros en Familia nos hemos concentrado en restaurar la vida de ese niño y en esa dirección él tiene todo el apoyo de psicólogas, trabajadores sociales, del lugar donde está viviendo", comunicó la funcionaria en un aparte con este medio durante una actividad de la agencia celebrada en Barrio Obrero.

La secretaria agregó que visita con frecuencia al menor y que tan reciente como este fin de semana estuvo compartiendo con él en el hogar en el que reside.

 Colón Rondón, por otro lado, también dijo desconocer si la familia de la madre del menor, la mexicana Yanelis Lecona López, pertenece a una ganga de narcotraficantes, como alegó el abogado García.

"Obviamente en la parte criminal no entramos. Lo que nosotros sí sabemos es que es un niño que ha sufrido mucho y nosotros estamos tratando de restaurar la seguridad en ese niño y restaurar su vida", concluyó la funcionaria.

El 26 de agosto del año pasado una mujer que paseaba por la playa La Mojonera en Rincón encontró al niño moribundo en el interior de una lavadora abandonada.

Según las autoridades, el menor supuestamente fue golpeado por su padrastro, Javier Álvarez Luciano. El hombre está imputado de tentativa de asesinato, violación a la Ley de Armas y maltrato a menores. La madre del menor, Yanelis Lecona López, también está acusada de encubrimiento y negligencia al no alertar a las autoridades por la desaparición del niño.

La pareja se encuentra arrestada desde entonces y actualmente enfrenta juicio en el Tribunal de Aguadilla.