Familiares de víctimas de El Prado experimentan sensación de justicia

02/08/2013 | 05:50 p.m.
El arresto de Josué Vázquez Feliciano y Jonathan Soto Bonilla les ha saciado un poco la sed de justicia a los familiares de las víctimas, aunque no les alivia el dolor de la pérdida. (Alberto Bartolomei / GFR Media)  
Familiares y residentes del complejo de vivienda pública en Río Piedras sienten que empieza a hacerse justicia para las seis personas que fallecieron atropelladas.

Familiares y residentes del complejo de vivienda pública El Prado, en Río Piedras, sienten que empieza a hacerse justicia para las seis personas que fallecieron atropelladas por un vehículo en las inmediaciones del caserío hace una semana.

Y es que el arresto este viernes de Jonathan Soto Bonilla, alias 787, y Josué Vázquez Feliciano, conocido también como J.E., dos de los individuos que presuntamente conducían el Toyota Camry que impactó y le provocó la muerte a cuatro infantes y dos mujeres adultas, les ha saciado un poco la sed de justicia, aunque no les alivia el dolor de la pérdida.

"Siento justicia de que lo hayan arrestado, alivio no siento. Pero es justo de que se les arreste y se les de el castigo que merecen", dijo Yazmín Silva Rodríguez, abuela paterna de dos de las víctimas fatales del incidente, además de Yaisa Montalvo Calderón, de cinco años, quien fue la única sobreviviente de la tragedia.

"Alivio no", continuó diciendo Silva Rodríguez, "no hay nada sobre la faz de la tierra que me de alivio de yo perder a tres miembros de mi familia".

Soto Bonilla fue arrestado por autoridades federales en el Bronx, Nueva York, en la mañana de hoy, mientras que Vázquez Feliciano se entregó a alguaciles federales en San Juan. Las autoridades todavía andan tras los pasos de una tercera persona que podría estar vinculada al incidente.


Entretanto, vecinos de la comunidad, expresaron tranquilidad porque al menos la Policía dio con el paradero de dos de los presuntos implicados.

"La comunidad está bien afectada con la situación, pero hoy estamos un poquito contentos porque se está haciendo justicia. La Policía está haciendo su trabajo", manifestó Carmen Berríos, líder comunitaria de El Prado.

A consencuencia del incidente ocurrido el pasado 1 de febrero en la noche, murieron por el impacto del auto Laura Esther Vivas Rodríguez, de 73 años de edad; su nieta Rayza Calderón García, de 21, y sus bisnietos Génesis Saldaña García, de nueve; Anthony Saldaña García, de siete; Laura Montalvo Calderón, de tres; y Amanda Calderón, de apenas meses de nacida. Sobrevivió Yaisa Montalvo Calderón, de cinco años.


Zuleika Castro, otra líder del complejo de viviendas, pidió a las personas que faltan por ser apresadas que se entreguen.

"Ya por lo menos se está haciendo justicia divina. Si hay una o más personas, que por favor se entreguen. Los familiares están sufriendo y esta comunidad también", dijo Castro.

Una vecina que se identifico solamente como Margarita y quien lleva 38 años residiendo allí, comento: "Dios fue el que hizo que pasara esto (los arrestos). Por que, ¿de qué vale que uno lo cogiera (a los implicados) y le hiciera algo, si no iba a pagar la culpa por lo que hizo?".