Fianza de $10,000 para sujeto que amenazó a Pedro Julio por Twitter

Por Mariana Cobián 05/20/2013 | 11:53 a.m.
El FBI arrestó a Morales Serrano y se le radicaron acusaciones por ciberacoso.
La amenaza se refería a la marcha del Día Internacional contra la Homofobia, que se llevó a cabo el viernes pasado en el Viejo San Juan y en la que Serrano finalmente no participó. (ismael.fernandez@gfrmedia.com)  

Joseph Joel Morales Serrano fue arrestado el pasado viernes por agentes del Negociado de Investigaciones Federales (FBI) por presuntamente amenazar de muerte al activista por los derechos de los gais, Pedro Julio Serrano, a través de la red social twitter.

El joven de 25 años, que se dijo se gana la vida como "disc jockey", pasó todo el fin de semana en el Centro de Detención Metropolitano (MDC) luego de que se le radicara una denuncia por ciberacoso al transmitir por medio de comercio interestatal o extranjero una comunicación que contiene una amenaza de cuasar daño a otra persona. Trascendió que es la primera vez que se detiene a alguien por este delito en Puerto Rico.

En la tarde de este lunes, Morales Serrano se mostró lloroso en sala del Tribunal Federal en lo que esperaba que comenzara la vista inicial en la que la magistrada federal, Silvia Carreño Coll, le instruyó que fue arrestado por tener comunicación interstatal para amenazar, cargo por el cual podría cumplir hasta cinco años de cárcel de ser encontrado culpable.

Carreño Coll le impuso una fianza de $10,000. A eso de las 6:00 de las de la tarde se esperaba que el acusado la prestara.

Además, para conceder la fianza, la magistrada le impuso a Morales Serrano que debe comparecer a todas las citaciones, entregar su pasaporte, trabajar, estar bajo supervisión de oficiales probatorios y deberá desconectarse de Internet tanto en su computadora, como en su teléfono celular. De igual forma, deberá presentar comprobante de que se desconectó del servicio.

La jueza le designó un abogado de la Oficina del Defensor Público Federal y citó la vista preliminar en su contra para el 4 de junio. Le recordó que la Fiscalía Federal tiene 30 días para llevar el caso ante un Gran Jurado.

Agentes del Negociado de Investigaciones Federales (FBI) arrestaron a Morales Serrano el viernes pasado en su hogar en el apartamento 845 del edificio 82 del residencial Ramos Antonini, en San Juan.

La declaración indica que el 6 de mayo pasado a eso de las 11:31 p.m., Morales Serrano, presuntamente bajo el seudómimo de "Carlito anti Bhatia@leonidapr", escribió en la red social Twitter un mensaje dirigido a la cuenta de Serrano que decía: "Cuidado en la marcha que puede terminar como en Boston pend...".

La amenaza se refería a la marcha del Día Internacional contral a Homofobia, que se llevó a cabo el viernes 17 de mayo pasado en el viejo San Juan y en la que Serrano finalmente no participó.

"Esto definitivamente lleva un mensaje de que las amenazas de muerte y de violencia no van a ser toleradas en ninguna de sus manifestaciones. No se puede seguir atacando a las personas por su orientación sexual o por su identidad de género o activismo. Mi familia y mis amigos y la comunidad en general han estado preocupados por el alza en la retórica violenta de los sectores fundamentalistas y homofóbicos. A diario recibo amenazas y las autoridades están enviando un mensaje de que no esrá tolerado", expresó Serrano, quien dijo no conocer a la persona arrestada y no compareció a la vista.

Serrano destacó que ha radicado varias querellas por situaciones similares en Puerto Rico y en Nueva York, donde reside. Dijo que personas han usado al menos cinco cuentas para amenazarlo con atacarlo con bombas o hasta con dispararle "un tiro a quemarropa".

"Ya basta. No podemos vivir con este clima de intolerancia. Todos merecemos vivir en paz, en respeto y dignidad... Por defender una causa, no tengo por qué tener mi vida en peligro. No podemos esperar que a mí me asesinen para que las autoridades actúen", agregó Serrano, quien aseguró que las autoridades investigan el resto de las amenazas que ha recibido.

El reportero Gerardo Cordero colaboró con esta historia