FBI no investigará muerte en crucero de Joel Taylor

Por Daniel Rivera Vargas 01/25/2018 |03:50 p.m.
Joel Taylor era residente de la ciudad de Oklahoma. (Twitter / @ReedTimmerAccu)  
Un portavoz del FBI explicó que el caso será investigado por la Policía de Puerto Rico.

El Negociado Federal de Investigaciones (FBI) no investigará la muerte del meteorólogo del programa “Storm Chasers” del canal Discovery, Joel Taylor, ocurrida en el crucero Harmony of The Seas por incidentes que podrían estar relacionados a consumo de sustancias.

Según el portavoz del FBI en Puerto Rico, Carlos Osorio, la decisión de no intervenir en el caso se tomó en consulta con la fiscalía federal en la isla.

“Como no fue una muerte por un crimen violento, no tenemos jurisdicción. La policía asumirá la jurisdicción  en el caso”, dijo Osorio.

El portal estadounidense TMZ dijo hoy que era posible que el FBI asumiera jurisdicción, esto porque hay versiones de que Taylor se encontraba anoche en una fiesta en algún lugar del crucero, y que es en esa actividad donde sufre la sobredosis y posteriormente es llevado a su cuarto del Harmony of the Seas, considerado el más grande del mundo y que esta semana era sede del Atlantis Harmony Caribbean cruise, un evento enfocado en la comunidad gay, según surge en diversos portales.

El Harmony of the Seas es parte de la empresa Royal Caribbean. No fue posible contactar ayer a alguien de la línea de cruceros, pero en declaraciones a People el miércoles Owen Torres, gerente global de Comunicaciones corporativas, dijo que “como es nuestro procedimiento estándar, las autoridades de ley y orden fueron notificadas y respondieron al barco en San Juan. Extendemos nuestras sincere y sentido pésame a la familia y amigos de este invitado estadounidense de 38 años que murió a bordo del Harmony of the Seas”.

No fue posible conseguir esta tarde información de la Policía sobre estas alegaciones, pero el informe policíaco original indicaba que Taylor, residente de la ciudad de Oklahoma, murió por “aparente consumo de sustancias” y que no se ocuparon sustancias.

Se ha indicado que, según el relato de la pareja consensual de Taylor, Joshua Robert Devis, cuando este se despertó se percató de que “no respondía” e inmediatamente se comunicó con un amigo que es médico, y quien le brindó los primeros auxilios, pero finalmente Taylor fue declarado muerto.

La pareja del fallecido declaró que Taylor padecía de apnea del sueño para la cual tomaba el medicamento Ambien “y que también consumía éxtasis”.

Karixia Ortiz, directora de prensa del Departamento de Seguridad Pública, al que está adscrito el Negociado de Ciencias Forenses, dijo que ya ha habido comunicación con un representante de la familia de Taylor y anticipó que se podrían hacer pruebas que revelen uso de sustancias.

“El cuerpo llegó ayer y ayer por la tarde una persona autorizada por la familia hizo la identificación del cuerpo y de la entrevista correspondiente”, sostuvo Ortiz.

“Ahora el patólogo va a analizar las circunstancias, se realizaría la autopsia y potencialmente pruebas toxicológicas y cualquier otra prueba que ordene el patólogo forense”, indicó Ortiz.

La entrega del cuerpo dependerá en parte de la toma de estas pruebas. 

Regresa a la portada