FBI podría asumir jurisdicción en crimen de guardia de seguridad

11/14/2012 | 01:14 p.m.
El martes de madrugada, el supervisor de la compañía de guardias de seguridad Alpha Security, identificado como Héctor Bermúdez Olavarría, de 32 años, fue secuestrado en medio de un carjacking. (teresa.canino@gfrmedia.com)  
El martes de madrugada, el supervisor de la compañía de guardias de seguridad Alpha Security, identificado como Héctor Bermúdez Olavarría, de 32 años, fue secuestrado en medio de un carjacking.

El vehículo del guardia de seguridad asesinado ayer en un camino aledaño a la urbanización Metrópolis en Carolina, fue recuperado en el residencial Los Mirtos y sellado mientras agentes del Negociado Federal de Investigaciones (FBI), analizan si asumen o no jurisdicción en la pesquisa.

El martes de madrugada, el supervisor de la compañía de guardias de seguridad Alpha Security, identificado como Héctor Bermúdez Olavarría, de 32 años, fue secuestrado en medio de un carjacking, de los predios del terminal de la Autoridad Metropolitana de Autobuses (AMA), localizada en la carretera PR-874 de Carolina, luego de relevar a un empleado que tenía que abandonar su turno antes de la hora de salida.

El vehículo Ford Fiesta, color blanco, del 2013, no rotulado y al cual le faltaba el sello de una compañía de alquiler de autos, fue localizado en el referido residencial el cual fue escenario el día antes del asesinato de un hombre identificado como Marcos L. Pérez López, de 37 años, frente al edificio 11.

El director interino del Cuerpo de Investigaciones Criminales (CIC) del área de Carolina, teniente Ricardo Haddock, indicó que al momento no se ha establecido si el crimen de Pérez López guarda alguna relación con el asesinato del guardia de seguridad.

“El FBI sigue evaluando con la fiscalía federal para ver si asumen jurisdicción”, sostuvo el oficial.

La madrugada del secuestro del guardia de seguridad ocurrió un intento previo de carjacking en el mismo lugar que fue secuestrado, en el que un conductor identificado como Jesús M. Padilla Pérez, de 40 años, alegó que mientras detuvo su auto Hyundai Elantra por desperfectos mecánicos, un hombre armado intentó robar su vehículo.

En el intento de carjacking, Padilla Pérez, resultó herido de bala en una mano y un pie.

FBI analiza si asumirá jurisdicción en crimen de guardia de seguridad

El vehículo del guardia de seguridad asesinado ayer en un camino aledaño a la urbanización Metrópolis en Carolina, fue recuperado en el residencial Los Mirtos y sellado mientras agentes del Negociado Federal de Investigaciones (FBI), analizan si asumen o no jurisdicción en la pesquisa.

El martes de madrugada, el supervisor de la compañía de guardias de seguridad Alpha Security, identificado como Héctor Bermúdez Olavarría, de 32 años, fue secuestrado en medio de un carjacking, de los predios del terminal de la Autoridad Metropolitana de Autobuses (AMA), localizada en la carretera PR-874 de Carolina, luego de relevar a un empleado que tenía que abandonar su turno antes de la hora de salida.

El vehículo Ford Fiesta, color blanco, del 2013, no rotulado y al cual le faltaba el sello de una compañía de alquiler de autos, fue localizado en el referido residencial el cual fue escenario el día antes del asesinato de un hombre identificado como Marcos L. Pérez López, de 37 años, frente al edificio 11.

El director interino del Cuerpo de Investigaciones Criminales (CIC) del área de Carolina, teniente Ricardo Haddock, indicó que al momento no se ha establecido si el crimen de Pérez López guarda alguna relación con el asesinato del guardia de seguridad.

“El FBI sigue evaluando con la fiscalía federal para ver si asumen jurisdicción”, sostuvo el oficial.

La madrugada del secuestro del guardia de seguridad ocurrió un intento previo de carjacking en el mismo lugar que fue secuestrado, en el que un conductor identificado como Jesús M. Padilla Pérez, de 40 años, alegó que mientras detuvo su auto Hyundai Elantra por desperfectos mecánicos, un hombre armado intentó robar su vehículo.

En el intento de carjacking, Padilla Pérez, resultó herido de bala en una mano y un pie.