Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

FBI se une a pesquisa de asesinato en un “carjacking” en Luquillo

Por Maribel Hernández Pérez 09/14/2017 |08:12 a.m.
(Archivo)  
Durante la noche del miércoles, en un período de una hora se reportaron cinco asesinatos.

El Negociado Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés) se unió a la pesquisa del asesinato de un conductor para robarle su vehículo reportado anoche en la gasolinera Puma que ubica en la calle Fernández García de Luquillo.

Este fue uno de los cuatro casos de asesinatos, que dejaron el saldo de cinco hombres muertos a balazos y a una mujer herida, que se reportaron anoche, en un período de una hora, en Caimito, Levittown y Peñuelas.

Según el director del Cuerpo de Investigación Criminal (CIC) de Fajardo, inspector Carlos Nazario, a eso de las 10:30 p.m. de ayer, miércoles, Ángel Hernández González, de 29 años, llegó a la gasolinera para comprar unos víveres y al salir fue sorprendido por un asaltante que estaba sentado en el asiento del pasajero de su automóvil marca Toyota Yaris, color negro, del año 2008.

“Le disparó a mansalva hiriéndolo en el área del pecho, dejando el cuerpo sobre el pavimento y abandonado el lugar con rumbo desconocido”, narró Nazario.

El vehículo no ha sido recuperado por la Policía.

La víctima, que residía en el barrio Galateo en Río Grande y estaba desempleado fue identificado en la escena por su hermano.

El FBI participa en la pesquisa mediante la iniciativa “Trigger Puller”, establecida en enero, en la cual se identifican y procesan personas violentas que cometen crímenes como disparos de carro a carro y “carjackings”.

La agente especial Miosostis Ortiz, asignada al FBI, se unió a la pesquisa.

Durante la noche de ayer, miércoles, también se reportó el asesinato de José M. Benítez González, de 46 años, quien fue asesinado de múltiples impactos de rifle en la gasolinera Caimito Service Station, localizada en la carretera PR-842 de la mencionada comunidad a eso de las 9:52 p.m. Se desconoce el motivo del crimen.

A las 9: 41 p.m. en la calle Paseo Conde de la urbanización Levittown en Toa Baja, dos hombres fueron asesinados mientras transitaban en una guagua marca Ford Explorer, color negro, del año 2003, por sicarios desde un vehículo en marcha.

Los ocupantes de la guagua fueron transportados al Centro de Diagnóstico y Tratamiento (CDT) de Toa baja en un vehículo privado, donde falleció Juan D. Martínez Mulero, de 23 años, quien era residente de esa urbanización, tras recibir impactos de bala en la cabeza y el cuello.

Posteriormente, murió en el Centro Médico de Río Piedras, Jonathan Jiménez, de 27 años, también vecino del sector.

En la escena se ocupó gran cantidad de casquillos de bala de calibre .40 y .45.

El agente Ramón Rosado, adscrito a la División de Homicidios de Bayamón junto a la fiscal María del Carmen Rodríguez investigaron el caso. 

Regresa a la portada

Tags

carjackingLuquillo