Fianza millonaria para septuagenario que agredió pareja y apuñaló sus perros

Por Maribel Hernández Pérez 05/16/2017 |08:01 a.m.
La jueza Milagros Muñiz, del Tribunal de Bayamón, determinó causa para arresto contra Flores Hernández señalándole una fianza de $1 millón 400 mil la cual no prestó, por lo que fue ingresado en el Complejo Correccional de Bayamón. (Suministrada)  
Fue ingresado en el Complejo Correccional de Bayamón.

Siete cargos criminales por los delitos de maltrato de animales, tentativa de asesinato, incendio malicioso, infracción a la Ley 54 de Violencia Doméstica y violación a la Ley de Armas, fueron radicados ayer, lunes, contra Roberto Flores Hernández, de 72 años, por presuntamente agredir a su pareja y apuñalar a sus dos mascotas el 5 de mayo.

La jueza Milagros Muñiz, del Tribunal de Bayamón, determinó causa para arresto contra Flores Hernández señalándole una fianza de $1 millón 400 mil la cual no prestó, por lo que fue ingresado en el Complejo Correccional de Bayamón.

Los hechos que se le imputan ocurrieron en su hogar del barrio Contorno de Toa Alta al surgir una acalorada discusión entre Flores Hernández y su pareja de 64 años, con quien mantiene una relación de 20 años, relacionada a sus dos perritas de la raza yorkshire terrier.

En medio del altercado, el individuo presuntamente se armó de un tubo con el que golpeó en al menos cinco ocasiones en la cabeza a su esposa en presencia de la nieta de la mujer de 14 años, quien salió de la residencia y les pidió ayuda a los vecinos.

Cuando las dos estaban a salvo el septuagenario se atrincheró y apuñaló las mascotas las cuales fallecieron posteriormente mientras eran atendidas por un veterinario.

En medio del arranque de cólera se armó de un martillo y comenzó a destruir los muebles y una computadora e incendió la casa luego de auto infligirse varias heridas con un cuchillo en el abdomen.

Policías del precinto de Toa Alta y personal de la Agencia de Manejo de Emergencias municipal rompieron el candado de la vivienda para lograr acceso a la vivienda donde fue necesario neutralizarlo con un dispositivo eléctrico.

El individuo fue dado de alta el lunes pasado del Centro Médico, pero mientras esperaba en la celda de la Comandancia de Área de Bayamón por la radicación de cargos confrontó problemas de salud por lo que no se le pudieron radicar las acusaciones hasta el día de ayer.

El caso fue consultado con la fiscal Ruth González. 

Regresa a la portada