Fiscal esperará por autopsia de niña que cayó de cuarto piso

Por Javier Colón Dávila / javier.colon@gfrmedia.com 12/16/2013 | 04:27 p.m.
Todavía no han entrevistado a la madre de la menor.
El Departamento de la Familia asumió custodia de los hermanos de la niña que murió en Río Piedras. (Archivo)  

Aunque la investigación no se detiene, la fiscal Nilsa Álvarez Montalvo esperará por el resultado de la autopsia de la niña Francheska Lucero Moreno Infante antes de determinar si se radican cargos criminales.

Moreno Infante, de 5 años, fue desconectada la noche del domingo de las máquinas que la mantenían artificialmente con vida en el Centro Médico luego de que aparentemente sufriera una caída a una altura de cuatro pisos desde el balcón del apartamento en que vivía con su madre en el paseo De Diego, en Río Piedras.

"El informe de autopsia es bien importante porque nos va a establecer la causa de muerte. Una vez tengamos la causa de la muerte estamos en un proceso de investigación para determinar qué delitos, si algunos, se someterían y contra quién", dijo Álvarez Montalvo en entrevista telefónica.

La fiscal indicó que se están coordinando con los agentes investigadores del caso las citaciones a fiscalía. Por lo pronto no se han tomado declaraciones juradas y Álvarez Montalvo dijo que, aunque normalmente se le permite a la familia de la persona muerta culminar con las exequias fúnebres, no puede garantizar que sea así en esta ocasión.

A preguntas, Álvarez Montalvo indicó que no ha podido entrevistar a la madre de la niña, Anaís Infante Adón, de 26 años.

"Estamos siendo muy respetuosos con el dolor de esa madre", dijo.

Aunque sí ha conversado con el agente de Homicidios del caso, dijo que no podía brindar información sobre la pesquisa como cuántas personas viven en el apartamento, si había adultos en la casa al momento del aparente accidente, así como el paradero de un niño de dos años, hermano de la occisa, al momento del trágico suceso.

"Todo eso es objeto de la investigación", respondió la fiscal.

A eso del mediodía de hoy, lunes, el teniente Habib Massari, jefe interino del Cuerpo de Investigación Criminal en San Juan, indicó que de la entrevista del agente investigador a Infante Adón surge que la mujer acostó a la menor la noche del sábado y abandonó el apartamento, ubicado en un cuarto piso, cerca de las 9:00 p.m. y se movió a la calle Arzuaga.

Este medio supo por otra fuente que la mujer, además de vender frutas en la calle, también vende productos de belleza y en la noche del sábado salió de su casa a entregar una mercancía a un cliente.

Cuando regresó a su apartamento, se topó con la escena de ver a su niña convulsionando en el suelo tras aparentemente asomarse por encima de un muro de tres pies en el balcón y caer sobre el Paseo de Diego. El balcón no tiene rejas.

Un agente Municipal llamado Rafael Villegas fue el primero en llegar al lugar a las 9:45 p.m .tras dar una ronda preventiva.

Massari indicó que no tiene información que apunte a que otros menores o adultos se encontraran en el apartamento. Ha trascendido que la niña vivía en el apartamento con dos hermanos y sus abuelos. Este medio supo el domingo mediante una fuente con conocimiento de la investigación que uno de esos niños, un varón de dos años, se encontraba con un vecino y que una niña de nueve años estaba con su padre, de quien la mujer está separada.

Por el momento, el Departamento de la Familia asumió custodia de los menores.

El doctor Israel Ayala, director de la Administración de Servicios Médicos (ASEM), no quiso entrar en detalles ayer sober las heridas que sufrió la menor, pero en un informe policiaco se indica que la niña presentaba una "fuente contusión" en el lado izquierdo de la cabeza, con poca presencia de sangre. También presenteba un moretón de gran tamaño en el costado izquierdo, al igual que en el glúteo izquierdo.

No se observaban fracturas expuestas a simple vista.