Fiscalía determina no acusar a Rocky The Kid por violencia doméstica

Por Daniel Rivera Vargas 11/19/2013 |05:08 p.m.
La determinación se realizó luego que Policía revisara los teléfonos del locutor y de la madre de su hijo, como parte de la investigación de la división de violencia doméstica de Bayamón por mensajes supuestamente enviados por Gallart Ortiz a su expareja. (jorge.ramirez@gfrmedia.com)  
A su salida del tribunal, el animador declinó ofrecer declaraciones.

La Fiscalía de Bayamón determinó anoche no presentar acusaciones criminales contra Roque José "Rocky the Kid" Gallart Ortiz por cargos de violencia doméstica luego de haber permanecido varias horas detenido en la Comandancia de Bayamón.

Asimismo, poco antes de las 9:00 p.m., la jueza María Luz Rodríguez Cruz, de la sala de investigaciones del Centro Judicial de Bayamón, tampoco emitió una orden de protección contra el locutor y presentador de televisión.

"No hay caso, no hubo maltrato, no hay amenaza, no hubo violación de ley alguna. El señor Roque Gallart no violó la ley, así se probó en corte", dijo su abogado Ricardo Prieto a la salida del tribunal. "Son dos jóvenes que van a continuar con sus vidas y esto quedó aquí hoy", sostuvo.

Según un parte policiaco, como a las 11:40 a.m. del martes, agentes del precinto de Guaynabo arrestaron a Gallart Ortiz "debido a que la querellante, que es la madre de su hijo, se sintió ‘alegadamente’ intimidada tras recibir unos mensajes de texto por parte del imputado".

 A su salida del tribunal, ni Gallart Ortiz ni su expareja, quienes salieron por separado, quisieron dar declaraciones sobre el caso. El presentador de 36 años tiene un hijo de 4 años con la fémina.

 
Sale Rocky The Kid de comandancia de Bayamón

Fiscalía determina no acusar a Rocky The Kid por violencia doméstica.


 El abogado del presentador se negó a comentar sobre las relaciones paternofiliales y tampoco precisó el contenido de los mensajes.

"Hay mensajes que se envían entre las partes que son para reclamar derechos. Los mensajes que envía el señor Gallart o cualquier otro ser humano reclamando un derecho no constituyen una violación de ley. Son asuntos de familia que son privados", dijo Prieto.

Tras su arresto, Gallart Ortiz pasó horas preso dentro de una celda de la Comandancia de Bayamón, hasta que el Ministerio Público, a eso de las 6:30 p.m. determinó que no procedía radicar cargos en su contra.

"El fiscal Fleming Castillo determinó no radicar acusaciones. Ahora van a pasar a la sala de investigaciones (del Tribunal de Bayamón) para solicitar órdenes de protección", dijo la teniente Aimée Alvarado, directora de la división de violencia doméstica de Bayamón.

Al salir de la celda cerca de las 6:40 p.m. y al estrechar la mano de su abogado Ricardo Prieto, para trasladarse al pasillo del Cuerpo de Investigaciones Criminales, el presentador del programa de chismes Lo Sé Todo dijo sonriente a las cámaras: "A las 5:55 por Wapa, cambia el canal ahora, esto está bueno".

La Policía revisó los teléfonos del locutor y de la madre de su hijo, como parte de la investigación de la división de violencia doméstica de Bayamón por mensajes supuestamente enviados por Gallart Ortiz a su expareja. "Tenemos bajo custodia los teléfonos celulares porque es parte de la investigación", indicó Alvarado.

Al lugar llegaron varios familiares del animador, como su madre, una hermana y el padre de "Rocky the Kid". Sólo este último, el también locutor Roque José Gallart, quien usa en la radio su nombre "Roque José", dio declaraciones a la prensa.

"Yo espero que todo sea un malentendido", dijo el padre quien dijo desconocer si hay fricciones entre su hijo y la madre de su nieto. "Como padre estoy aquí dándole apoyo a mi hijo", añadió.

 
El padre de Rocky The Kid llega a la comandancia

El animador de 36 años lleva varias horas en la comandancia de Bayamón, más de tres de ellas detenido en una celda junto con personas arrestadas por otros delitos.


El productor de "Lo sé todo", Maximiliano Paglia, también llegó a la comandancia, pero declinó dar declaraciones.

A eso de las 3:15 p.m., Gallart fue sacado de la celda y llevado hasta las oficinas de violencia doméstica para ser entrevistado. En un trato atípico, personal de la Policía hizo una muralla para impedir que los fotoperiodistas tomaran fotos a Gallart al salir de la celda. El presentador de televisión tiene mahones, camisa gris de mangas rojas y se agachó para no ser filmado o fotografiado.