Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Héctor Pesquera aceptó cobrar menos por la crisis

Por Maribel Hernández Pérez 05/18/2017 |09:00 a.m.
Pesquera recibirá un jugoso sueldo anual de $248,500. (Archivo)  
Mientras, la superintendente dejará de devengar $2,200 al entrar en vigor el Departamento de Seguridad.

Consciente de la crisis económica que atraviesa el país, el nuevo secretario del Departamento de Seguridad Pública, Héctor M. Pesquera, dijo que aceptó dirigir la dependencia que consolidará a siete agencias con un 20% menos del salario que devengó cuando trabajó como superintendente de la Policía. 

Pesquera recibirá un jugoso sueldo anual de $248,500 -sin beneficios marginales- mediante un contrato por servicios profesionales que suscribirá la Autoridad para la Asesoría Financiera y Agencia Fiscal (AAFAF), sumado al dinero que recibe de su pensión del Negociado Federal de Investigaciones (FBI). 

“Estoy conforme... el que no fuera lo mismo (su salario) que las últimas dos administraciones no fue una sugerencia, fue una insistencia del señor gobernador, la cual yo acepto porque entiendo las realidades (económicas). Claro que acepté, pero no te creas que era un tema de discusión, eso fue de entrada, pero se dio y yo entiendo dónde estamos perfectamente y así se lo dije a él”, expresó sonriente. 

Por su parte, la superintendente de la Policía, Michelle Hernández de Fraley, no salió bien tras la creación del DSP, ya que en los próximos 180 días perderá un diferencial de $2,200 que devengaba por ser Comisionada de Seguridad y Protección Pública, creado en abril del 1993 y que operó hasta el 2000. 

El salario mensual de la funcionaria será ahora de $8,866 mensuales. 

Los líderes de las dos organizaciones principales que representan a los policías, el Frente Unido de Policías Organizados (FUPO) y la Corporación Organizada de Policías y Seguridad (COPS), no presentaron objeciones al salario que le fue asignado a Pesquera.

El funcionario asistió ayer a la primera reunión del Comité Ejecutivo del DSP, el cual durante los próximos 60 días tendrá que rendir informes detallados sobre la operación de cada agencia con miras a evaluar el orden en que se llevará a cabo su consolidación y cuántas pueden comenzar a integrarse aun cuando tengan problemas. 

Anticipó que el representante del grupo de trabajo le indicó que los ahorros estimados serán de $28 millones y “entiendo que fue validado porque fue el que le entregaron a la Junta de Supervisión Fiscal”. 

Insistió en que con la consolidación de agencias no habrá despidos como lo ha asegurado el gobernador, sino la relocalización del personal. 

Regresa a la portada