Hilton Cordero lloroso previo a su juicio por actos lascivos y pornografía

01/09/2013 | 12:55 p.m.
Hilton Cordero se emocionó al ver a un "buen amigo" en el público. (Archivo)  
Usualmente entra a la sala del tribunal sonriente, pero esta mañana, al llegar a la sala 204 del Tribunal de Carolina, se mostró lloroso y secaba sus lágrimas con sus manos esposadas.

Hilton Cordero Rosario, excomisionado de la Policía Municipal de San Juan, acusado de actos lascivos y pornografía, usualmente entra a la sala del tribunal sonriente y saludando a los conocidos del público.

Pero esta mañana, al llegar a la sala 204 del Tribunal de Carolina, se mostró lloroso y secaba sus lágrimas con sus manos esposadas.

Hizo gestos a su hermana Aydinés Cordero, mientras su abogada Mayra López Mulero se le acercó para preguntarle qué le pasaba.

La abogada informó luego que Cordero Rosario se emocionó al ver a un "buen amigo" en el público, a quien ella conoce por su apellido, Vizcarrondo, quien fue alguacil federal, según informó. Pero Vizcarrondo estuvo poco rato en sala.

Cordero Rosario fue transportado desde el Centro Metropolitano de Detención en Guaynabo para una vista de status en el caso en su contra a nivel estatal.

López Mulero y Edwin Castro informaron a la jueza Berthaida Seijo Ortiz que ya la fiscal Lilliam Cabrera les entregó la declaración jurada de la alegada víctima y que falta un disco compacto con fotos para completar el descubrimiento de prueba.

La fiscal sometió una moción para solicitar que el testimonio de la presunta perjudicada sea a través de circuito cerrado, por lo que se pautó una vista de necesidad el 6 de febrero, con el fin de ver si amerita o no el uso del sistema por el cual la joven no tendría que testificar frente al acusado.

Sin embargo, la fiscal indicó que sólo testificaría el psiquiatra Alfonso Madrid en esa vista, y la magistrada le recalcó que es necesario que la joven declare, especialmente cuando no es menor de edad, ya que tiene 21 años.

El 20 de febrero habrá otra conferencia de status -en la que los abogados deberán informar si el juicio será por tribunal de derecho o por jurado- y el juicio en su fondo se citó para el 19 de marzo.

En sala estaba la hermana menor del acusado, quien siempre va a todos los señalamientos de su caso. Aydinés Cordero indicó que desde hace dos semanas no puede comunicarse por teléfono con él en la cárcel federal porque se dañó el teléfono de su unidad y que las visitas en persona son "súperatropelladas para los familiares".

No obstante, dijo que "su estado de ánimo está muy bien".

Aydinés destacó que lo que sí le afecta es el no poder ver a sus dos hijas, procreadas en su matrimonio con la meteoróloga Deborah Martorell, de quien se divorció de él tras salir a la luz los señalamientos en su contra.

"Ese es su mayor sufrimiento, la ausencia de sus hijas, el rompimiento de ese hogar. Nosotros (familiares de él) siempre preguntamos por ellas y por Deborah, pero no las hemos podido ver", manifestó.

En cuanto al proceso en contra de su hermano -quien también enfrenta juicio el 11 de febrero por 22 cargos de pornografía en el Tribunal Federal-, Aydinés espera que salga bien.

"Estamos locos porque termine. Estamos confiados que va a salir bien. Si ocurre algo que no esperamos, el apoyo lo tiene y esperamos que esto termine rápido, por el bienestar de todos", dijo Aydinés a este diario.

Los cargos contra Cordero Rosario se relacionan a una menor de edad que era vecina de la familia en Carolina. Los supuestos hechos ocurrieron entre 2002 y 2007, cuando la niña tenía entre 12 y 17 años.

Una de sus hijas hizo alegaciones de que también fue víctima de su padre, pero no se han radicado cargos.