Identifican a policía que disparó a octagenaria en centro comercial

07/16/2012 | 05:55 p.m.
A las 5:00 p.m., ni el fiscal del caso, ni el agente del NIE habían entrevistado al agente Ortiz Díaz. (GFR Media/Israel González)  
El agente de la Policía Municipal de Guaynabo que abrió fuego nueve veces contra la mujer.

El agente de la Policía Municipal de Guaynabo que abrió fuego nueve veces contra una mujer de 85 años esta tarde en el centro comercial Plaza Guaynabo fue identificado como Emanuel Ortiz Díaz.

La información la brindó Víctor Carbonell, director del Negociado de Investitgaciones Especiales (NIE), organismo llamado a investigar casos en que agentes del orden público utilizan fuerza letal en medio de intervenciones. Carbonell no pudo precisar la edad o los años de experiencia del agente.

De otra parte, la portavoz del Municipio de Guaynabo, a través de su portavoz Sylvia Rivera, anunció que el agente sería separado de empleo en lo que culmina la pesquisa, que es trabajada por el agente Florencio Hervas, del NIE, y el fiscal Jesús Soto Amadeo.

 Según la investigación preliminar del caso, Ortiz Díaz no le dio el alto a Catalina Reyes, mujer de 85 años que segundos antes había impactado con su guagua Ford Explorer color oro un auto Nissan Versas en el estacionamiento de Plaza Guaynabo. Tras el impacto, la mujer siguió su camino y su guagua fue alcanzada en seis ocasiones por las balas. Cinco de los orificios se ubicaron en el bonete y cristal delantero de la guagua y el sexto alcanzó el cristal del pasajero.

La mujer finalmente detuvo su guagua frente a las tiendas "Rent a Center" y, al salir del auto, presentaba heridas en su brazo izquierdo que resultaron ser laceraciones provocadas por fragmentos del cristal de su auto.

 Reyes, entrevistada por Telenoticias esta tarde, dijo llorosa: “Ellos me tiroteaban y yo en la guagua. ¡Qué horrible!, ¡Qué experiencia!”, dijo llorando. “Mire cómo me pusieron", agregó, mientras mostraba las laceraciones de los vidrios en su brazo derecho

 A juicio de la mujer, ella fue humillada al punto de que le pidieron que levantara las manos y que brincara.

 "La hicieron arrodillarse", dijo, por su parte Rosa Rosado, hija de la perjudicada. La mujer apuntó a Soto Díaz como el hombre que le dio la orden a su madre, quien tiene dos prótesis en la rodilla.

Un sobrino de Reyes, identificado como José Santiago, llegó inmediatamente a la escena.

"Salí del banco y me la encuentro tirada en el piso", comentó Santiago, quien se encontraba casualmente en el interior de un cercano banco Doral cuando ocurren los hechos. "Ella me dice que los guardias le dispararon. Cuando llego en mi guagua que me bajo y trato (de acercarme), me dice: 'José, estoy herida. Mira las balas''', dijo. "En eso viene un guardia que me apunta y me dice que no puedo llegar ahí o si no me dispara".

La versión de los Policías en la escena, comentó Santiago, es que su tía impactó el Nissan Versa "y se fue a la huída". Sin embargo, Santiago describió a su tía como una "mujer cristiana", que fue pastora, visita el gimnasio regularmente y nadie cree que tiene 85 años.

"Ella está clara. Va al gimnasio. Es una mujer normal", comentó al opinar que el caso se trata de "brutalidad policiaca".

 "No había motivo para dispararle", insistió al indicar que, según su tía, la guagua se quedó "acelerada" y perdió control de la guagua.

A las 5:00 p.m., ni el fiscal del caso, ni el agente del NIE habían entrevistado al agente Ortiz Díaz.

La guagua de Reyes impactó un Nissan Versa en cuyo interior se encontraba Deliris Aquino. La mujer de 45 años fue llevada al Guaynabo Medical Mall en condición estable con dolores en el cuello, indicó su hermana, Maritza Aquino. Deliris esperaba en el interior del auto a su hermana y a su madre, quienes hacían compras en un colmado Econo.