Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Imparten instrucciones al jurado en juicio por la demanda de Rosa Emilia

Por Osman Pérez Méndez / [email protected] 05/31/2018 |01:11 p.m.
La oficina de la fiscalía federal, que dirige la fiscal Rosa Emilia Rodríguez Vélez, alega que no hubo tal acoso contra Reyes y las acciones disciplinarias que se tomaron en su contra fueron justificadas. (Archivo)  
El abogado de la fiscalía ya presentó sus argumentos finales.

 El jurado del pleito que lleva un exespecialista de inteligencia contra la oficina local de la fiscalía federal recibió esta mañana las instrucciones para irse a deliberar una vez concluyan los argumentos finales de las partes, que se presentarán durante el día de hoy.

El demandante Francisco J. Reyes Caparrós alega que fue objeto de represalias y un ambiente laboral de hostilidad por varios años mientras laboraba en la oficina de la fiscalía federal, y que esa situación lo llevó eventualmente a renunciar en febrero de 2015.

Reyes Caparrós argumenta además que esa hostilidad ocurría al mismo tiempo que mantenía una querella contra la oficina de la fiscalía federal por las alegadas acciones hostiles en su contra.

La oficina de la fiscalía federal, que dirige la fiscal Rosa Emilia Rodríguez Vélez, alega que no hubo tal acoso contra Reyes y las acciones disciplinarias que se tomaron en su contra fueron justificadas. Agrega que las restricciones de acceso a información y a ciertos espacios que se impusieron en su contra a partir de octubre de 2013 fueron siguiendo las instrucciones del FBI, que comenzó a investigar a Reyes luego que expresara su deseo de participar de un viaje de intercambio a Rusia. Ese viaje era organizado por una entidad detrás de la cual estaba una persona que el FBI identifica como agente espía ruso, algo que Reyes desconocía.

El demandante, que nunca llegó a hacer el viaje, alega que el FBI y la fiscalía federal actuaron en acuerdo para mantenerlo bajo una situación de hostilidad en su lugar de trabajo.

De acuerdo con las instrucciones del juez Joseph Laplante, el jurado conformado por cuatro hombres y cuatro mujeres deberá determinar si en efecto el demandante pudo probar que los supervisores en la oficina de la fiscalía federal incurrieron en prácticas que derivaron en un ambiente laboral hostil.

Si consideran que la prueba se inclina a favor de la fiscalía federal o está equilibrada, deberán fallar en contra del demandante.

El fallo del jurado deberá ser unánime.

De fallar en favor de Reyes, el jurado deberá estimar el monto de compensación que considere justo.

En su demanda, Reyes ha pedido $390,000 en compensación por los daños sufridos.

El abogado de la fiscalía federal, Jason Weida, ya presentó sus argumentos finales en la mañana. Se espera que la abogada del demandante, Bamily López, presente sus argumentos finales después de la hora de almuerzo.

Posteriormente el jurado se irá a deliberar.


Regresa a la portada