Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Intentan aplacar la violencia en Canóvanas

Por Maribel Hernández Pérez 01/15/2018 |11:45 p.m.
Henry Escalera, comisionado interino del Negociado de la Policía (der.), inició un movimiento de sus fichas para buscar detener la incidencia criminal en Canóvanas. ([email protected])  
En lo que va de enero ya se han reportado tres asesinatos en ese municipio, lo que contrasta que para la misma fecha en el 2017, no hubo este tipo de delito.

Canóvanas. El alza en la incidencia de asesinatos en este pueblo del litoral noreste provocó que el comisionado interino del Negociado de la Policía, Henry Escalera, visitara el precinto policial para conocer por qué se reportó el brote de violencia y explorar con sus asesores las posibles soluciones a este problema social.

A la reunión de ayer asistió el superintendente asociado interino, coronel Reinaldo Bermúdez, el comandante del área de Carolina, coronel Antonio López, el superintendente auxiliar de Investigación Criminal (SAIC), coronel Francisco Rodríguez, el comisionado de la Policía Municipal, Ramsés J. Aguayo Hiraldo, entre otros oficiales y supervisores, en la que se coordinaron nuevos planes preventivos.

En Canóvanas, cuya alcaldesa es Lornna Soto, del Partido Nuevo Progresista (PNP), han ocurrido tres asesinatos, dos de ellos en los predios de gasolineras en las cuales operan clubes nocturnos, superando las cifras del año pasado, porque para ese período no se reportaron asesinatos. 

“Los asesinatos que son delitos de violencia son los que más me preocupan a mí como comandante de área y le preocupan a la alcaldesa de Canóvanas, Lornna Soto y a su comisionado de la Policía Municipal. Estamos modificando el plan de trabajo para lograr la solución de los mismos. estamos teniendo problema con la apertura de los negocios a altas horas de la madrugada”, indicó el coronel López, quien dijo que le soclitiará al gobierno municipal que reduzca el horario de apertura de estos comercios y revise sus permisos. 

En Canóvanas, se detectó como foco criminal la carretera PR-962 que discurre entre los barrios Palma Sola y Cambalache, los sectores Dos cuerdas y Pedregales, la carretera PR-3, el área circundante a la comunidad de Villas de Loíza, y la colindancia con los límites de su vecino Río Grande.

“Identificamos un sector y en la reunión acordamos hacer unas modificaciones incrementando el patrullaje y la intervención policial. También tenemos identificados unos negocios específicos que vamos a darle especial atención”, dijo Escalera. 

Regresa a la portada