Intentan sin éxito retrasar juicio contra Pablo Casellas

Por Mariana Cobián 03/08/2013 |11:34 a.m.
Pablo Casellas Toro enfrenta cargos por asesinato en primer grado y Ley de Armas, entre otros, por el asesinato de Carmen Paredes. (joserodriguez@gfrmedia.com)  
El 17 de abril se va a comenzar a escoger el jurado.

El juicio por jurado contra Pablo Casellas Toro, acusado por el asesinato de su esposa Carmen Paredes Cintrón, comenzará el 17 de abril, aún tras una fuerte y extensa objeción por parte de la defensa que provocó molestia entre los fiscales y el propio juez.

Uno de los tres abogados de Casellas Toro, Harry Padilla, hizo una alocución de más de 20 minutos argumentando por qué la defensa no estaría preparada para comenzar el proceso judicial el día pautado desde enero. Como ejemplo, indicó que uno de los abogados, Juan Ramón Acevedo, está hospitalizado tras ser intervenido quirúrgicamente esta semana.

Al defender la moción presentada solicitando un término adicional al juez José Ramírez Lluch, del Tribunal de Bayamón, Padilla dijo que se sometió "por buena fe" y dijo que "este no es como cualquier otro caso de asesinato" al destacar que hay 49 testigos, miles de documentos y que tienen que traducir documentos al inglés para que peritos que han contratado puedan evaluar la prueba.

"Empezar el caso el 17 de abril, nos pondría en una situación embarazosa a la defensa... Ese día es físicamente imposible estar en condición óptima para atender este proceso... Que nos conceda un término adicional para prepararnos y descargar nuestra responsabilidad profesional como usted quiere que lo hagamos y poner en alto la justicia de este país", expresó Padilla.

Recalcó además que "este caso no es como un caso de Ley 54 (violencia doméstica)".

En su turno, la fiscal de distrito, Phoebe Isales -quien representa al Ministerio Público junto a los fiscales Janet Parra y Sergio Rubio Paredes- lamentó las expresiones de Padilla.

"Me duele muchísimo, y más en la Semana de la Mujer, que aunque no lo dijo para insultar, diga que esto no es un caso de Ley 54. Este es un caso de un hombre que asesinó a su esposa. Nos ha dolido bastante y lo único que tenemos que decirle al Tribunal es que nosotros estamos preparados", manifestó Isales.

El abogado Arturo Negrón García indicó que a lo que se refería su compañero de defensa era que un caso de Ley 54, usualmente tiene uno o dos testigos y que este caso tenía 49 testigos.

"Este es uno de los casos más complejos que he visto en mi vida", dijo Negrón, quien agregó que además hay "presión por el elemento de publicidad" por ser "el caso más sonado en los últimos 50 años".

El magistrado, por su parte, aclaró que "este tribunal no siente presión en relación a este caso, que es igual que todos los casos de asesinato".

"Todos los casos son importantes, incluyendo los de Ley 54. Todos se miran de la misma forma justa, rápida e imparcial", señaló el juez.

Ramírez Lluch le recordó a la defensa que la fecha del juicio fue escogida por ellos mismos en enero, ya que quería celebrarlo en marzo, y ellos propusieron que fuese en abril.

"El 17 de abril se va a comenzar a escoger el jurado a las 9:00 a.m.", reiteró el juez.

Casellas Toro enfrenta cargos por asesinato en primer grado y Ley de Armas, entre otros, por el asesinato de su esposa y corredora de seguros en hechos ocurridos el 14 de julio de 2012 en su residencia en la urbanización Tierralta III, en Guaynabo.

El acusado está libre, luego de que su padre, el juez federal Salvador Casellas, prestara una fianza de $4 millones. No obstante, permanece bajo la supervisión de un grillete electrónico, en arresto domiciliario en la casa de su padre.