Investigarán suicidio de hombre acusado de matar pareja

Por Maribel Hernández Pérez 10/25/2013 |05:56 p.m.
 
El sujeto fue hallado por un oficial correccional con una sábana alrededor de su cuello.

El departamento de Corrección investigará el aparente suicido del reo Pedro Santana Reyes, de 49 años, quien estaba acusado de asesinar a su esposa el pasado sábado en la urbanización Vista Mar, en Carolina.

El portavoz de prensa de la Administración de Corrección y Rehabilitación, César Fiallo, sostuvo en entrevista telefónica que además de la pesquisa que lleva a cabo la División de Homicidios del área de Bayamón, personal de esa agencia dirige una investigación interna sobre los sucesos ocurridos esta madrugada en la celda que ocupaba el hombre en el anexo 705 de la Cárcel Regional de Bayamón. La Oficina de Prensa de la Policía dio cuenta de este incidente temprano en la mañana de hoy. 

“Tan pronto fue localizado a la 1:20 de la madrugada, se activó el protocolo en estos casos y el cuerpo fue enviado para autopsia (al Instituto de Ciencias Forenses) para determinar si en efecto es un suicidio, aunque la escena aparenta ser la de un suicidio”, declaró Fiallo a este diario.

Rosalina Altagracia Santana Reyes, de 34 años, presuntamente fue asesinada el 19 de octubre pasado en el baño de su residencia por su pareja, quien luego la colgó de una soga para aparentar que se había suicidado. Poco después, Santana Reyes llegó al cuartel de Carolina Norte e indicó que tuvo una pelea con su pareja, que ella lo había golpeado en la cabeza con un arma de fuego y que luego la encontró ahorcada.

Sin embargo, la autopsia reveló que la fémina murió tras ser asfixiada.

Santana Reyes fue hallado por un oficial correccional con una sábana alrededor de su cuello y atada a la ventana a eso de la 1:20 a.m. de hoy, viernes, en su celda localizada en el edificio A-6 del referido complejo carcelario.

El lunes, la jueza Madeline Vega, del Tribunal de Carolina, determinó causa para el arresto de Santana Reyes tras ser acusado por los delitos de asesinato y violaciones a la Ley de Armas. Al hombre se le señaló una fianza de $1.3 millones, la cual no pudo prestar por lo que fue ingresado en prisión.

La vista preliminar del caso estaba pautada para el 8 de noviembre.

Otro caso similar ocurrió el 5 de febrero, en el mismo anexo de ese complejo correccional, donde fue hallado colgando de una sábana atada a los barrotes de la celda el cadáver del confinado Luis Santana, de 20 años. Sobre este caso, Fiallo dijo no poseer detalles.