Joven se declara culpable de matar amigo de su madre

10/10/2012 | 04:17 p.m.
La pena recomendada fue de 22 años de cárcel por el asesinato en segundo grado, pues entienden que aplican agravantes, y tres años por la Ley de Armas, a cumplirse consecutivamente.  
La pena recomendada fue de 22 años de cárcel por el asesinato en segundo grado y tres años por la Ley de Armas, a cumplirse consecutivamente.

Danger Peña de Jesús levantó las manos y llegó a un acuerdo para hacer alegación de culpabilidad por asesinar a un amigo de su mamá, y fue sentenciado a 25 años de prisión.

El joven de 21 años confesó a las autoridades que el 29 de junio pasado asesinó a David Pomales Abadía golpeándolo con un tubo en un negocio de bebidas alcohólicas en Villa Palmeras, en Santurce, porque estaba cansado de las discusiones que tenía con su madre, Germania de Jesús, quien era amiga del hoy occiso.

"Él entiende que no quiere ver el proceso, quiere asumir su responsabilidad por los hechos", informó en sala su abogado designado de oficio, Carlos Rivera.

Rivera y la fiscal Milagros Guntín informaron a la jueza Nerisvel Durán Guzmán, del Tribunal de San Juan, que acordaron reclasificar el asesinato en primer grado a la modalidad de segundo grado y sostener la violación de Ley de Armas.

La pena recomendada fue de 22 años de cárcel por el asesinato en segundo grado, pues entienden que aplican agravantes, y tres años por la Ley de Armas, a cumplirse consecutivamente.

Mientras las partes informaban lo acordado al tribunal, se escuchaba al bebé de 6 meses del hoy convicto balbuceando y llorando en sala.

Tras declararlo culpable, la magistrada le preguntó si quería decir algo previo a emitir la sentencia, a lo que el joven contestó: "No, su señoría".

Fue entonces que la jueza le impuso la sentencia y le advirtió que, por haber nacido en República Dominicana, podría ser deportado a dicho país, una vez cumpla la pena.

Esa posibilidad es la que más le preocupa a la compañera de Peña de Jesús y madre de su hijo, Nilka Rosa, quien expresó a este medio que "entiendo que (el acuerdo) es favorable para él, pero si lo deportan es lo más que me preocupa".

Rosa, quien lleva un año y siete meses de relación con el hoy convicto, solicitó permiso al alguacil para que el pudiese coger un momento a su hijo y se le concedió. Peña de Jesús pudo cogerlo y besarlo por un instante antes de que se lo llevaran los alguaciles a la institución penal.

Mientras, la hermana de la víctima, Rosa María Cotto, también se mostró satisfecha con el acuerdo.

"Estoy satisfecha porque por más que sea, ni cumpliendo una cadena perpetua, mi hermano no va a revivir. Por lo menos, aceptó los hechos y se declaró culpable", expresó Cotto.

La madre de Peña de Jesús no fue a sala hoy.

En una vista anterior, aclaró que no tenía relación sentimental con Pomales Abadía, sino que lo ayudaba porque era deambulante y ella fue amiga de su madre, quien le pidió antes de morir que lo ayudara.

Agregó que le puso el nombre de Danger (peligro) a su único hijo "para que le cogieran miedo, para que no se metieran con él, y mira..."