Justicia federal anuncia creación de nuevas plazas fiscales para el distrito de Puerto Rico

Por Maribel Hernández Pérez 06/04/2018 |04:32 p.m.
Jefa de la Fiscalía Federal en Puerto Rico, Rosa Emilia Rodríguez Vélez (Archivo)  
Cinco de los seis nuevos fiscales trabajarán en el área de crímenes violentos

El Departamento de Justicia federal y la fiscalía federal, anunciaron hoy la designación de seis nuevas plazas de fiscales para el distrito de Puerto Rico para reforzar el área de crímenes violentos en la isla.

El fiscal general de los Estados Unidos, Jeff Sessions, nombró un total de 311 fiscales, una cifra sin precedentes en las pasadas décadas, al cumplirse 500 días de la administración del presidente Donald Trump.

La jefa de la Fiscalía Federal en Puerto Rico, Rosa Emilia Rodríguez Vélez, en un comunicado de prensa, dio a conocer que cinco de los nuevos fiscales asignados a la isla serán asignados para atender los crímenes violentos y uno estará destacado en la división civil.

Por su parte, Rodríguez Vélez, sostuvo que la asignación de los fiscales muestra la confianza que tienen en la labor realizada por su oficina lo que agradeció.

“El Departamento de Justicia ha reconocido a través de la asignación de estas posiciones el significado del problema de crímenes violentos de nuestra isla. También han mostrado una gran confianza en nuestra oficina al asignar estos valiosos recursos en un lugar en el que se necesitaban desesperadamente y son grandemente apreciados”, manifestó Rodríguez Vélez.

Sobre las designaciones, la portavoz de prensa, Lymarie V. Llovet-Ayala, explicó que el anuncio se limita a las plazas nuevas y que ahora es que comienza el proceso de reclutamiento de los candidatos a fiscal federal. 

Además, se informó que, del total de los 311 fiscales, 190 trabajarán en casos criminales, 35 en asuntos de inmigración y 86 en el área civil al igual que asistirán en la iniciativa creada hace varios meses denominada “Prescription Interdiction & Litigation Task Force”, para atender la crisis por el uso de opioides por la que atraviesa Estados Unidos.

Regresa a la portada