Justicia reubica a 52 fiscales

Por Cynthia Lopez Cabán / cynthia.lopez@gfrmedia.com 04/15/2013 | 04:18 p.m.
El Departamento de Justicia cuenta con una nómina de 370 fiscales, de los cuales 52 verán cambios en sus tareas diarias.
El Departamento de Justicia cuenta con una nómina de 370 fiscales, de los cuales 52 verán cambios en sus tareas diarias. (Archivo)  

El Departamento de Justicia puso en vigor un plan de reorganización interna, por lo que a partir de este miércoles 52 fiscales estrenan tareas nuevas, confirmó el fiscal general José B. Capó.

La semana pasada, este medio adelantó algunas designaciones, un día después de que los fiscales comenzaron a recibir las cartas informando los cambios.

Pero después de varias peticiones, el Departamento de Justicia entregó a este medio una lista oficial de los fiscales que cambiaron de puesto o que se moverán a nueva regiones judiciales.

Capó aseguró que los cambios buscan lograr un mejor balance de recursos, mientras que varios líderes del Partido Nuevo Progresista argumentan que las movidas responden a consideraciones partidistas.

El Departamento de Justicia cuenta con una nómina de 370 fiscales, de los cuales 52 verán cambios en sus tareas diarias.

Las fiscalías principales en San Juan, Carolina y Bayamón cambiarán de mando.

Sonia Otero regentará la Fiscalía de San Juan, y dirigirá por vez primera esta oficina. Otero, quien fue nombrada por la gobernadora Sila M. Calderón al final de su cuatrienio, dirigió el Centro Metropolitano de Investigaciones y Denuncias de San Juan.

El fiscal José Virella Santana, quien demandó a la administración de Pedro Rosselló por colgar su nombramiento por razones político partidistas, se convirtió en el nuevo jefe de la Fiscalía de Bayamón.

Conocido por su pasión por el canto, por lo que grabó recientemente un disco, Virella Santana recibió amenazas de muerte mientras investigó los asesinatos del independentista Santiago Mari Pesquera, hijo de Juan Mari Brás, y del cubano Carlos Muñiz Varela.

Virella Santana forma parte del equipo del ministerio público en el juicio que se sigue contra José Manuel "El Brujo" Rodríguez Rodríguez, acusado de la muerte de la tasadora Brendalí Sierra Ramos, hermana de la fiscal de Carolina, Yanira Sierra Ramos.

Las actuales jefas de fiscales de Bayamón, Phoebe Isales, y de San Juan, Melissa Vázquez se moverán al Departamento de Justicia, según varias fuentes de este medio. Isales también seguirá formando parte del equipo de fiscales de tiene a su cargo el juicio contra Pablo Casellas, acusado por la muerte de su esposa Carmen Paredes.

La fiscal Alma Méndez, quien lleva el caso contra el expolicía estatal Roberto Quiñones por la muerte de la bailarina Yexeira Torres Pacheco, también se convirtió en la nueva jefa de los fiscales en Carolina.

Méndez dirigió la Fiscalía de San Juan y ocupó el puesto de fiscal general interina bajo el secretario Roberto Sánchez Ramos, pero renunció al puesto en medio de una pugna por no compartir la visión del entonces Secretario de someter casos en ausencia de los imputados, entre otros cambios.

Su jefa Inés Carrau se moverá de Carolina para dirigir la Fiscalía de Aibonito.

Además, la fiscal Aracelis Pérez dirigirá la región de Caguas, que previamente dirigía Capó, al tiempo que la fiscal Yaritza Carrasquillo que dirigía interinamente la Fiscalía de Guayama, acogió el puesto en propiedad.

Los nombramientos de Fortuño (subtítulo)

Philippe Alberto Mesa Pabón, hijo de la jueza asocidada del Tribunal Supremo de Puerto Rico, Mildred Gail Pabón Charneco, quien fue asesor en Asuntos Legislativos del gobernador Luis Fortuño, pasará de la Fiscalía de Bayamón a la de Caguas.

La novata fiscal y exrepresentante del PNP, Elizabeth Casado, se mueve de Fajardo a Humacao, mientras que el fiscal Rodolfo Ocasio Bravo, quien llevó varios de los casos de comunidades especiales se traslada de Carolina a Fajardo.

Fortuño nombró a Mesa Pabón y Casado a puestos de fiscales en los últimos días de su administración, mientras que Ocasio Bravo recibió un ascenso a fiscal auxiliar III.