La “Dolce Vita” para Julio César Sanabria... gracias a Mayagüez

Por Nydia Bauzá / nbauza@primerahora.com 08/26/2013 |
A través de la empresa Star Music, creada dos meses después que Primera Hora destapara su esquema de tarifas infladas, Julio César Sanabria ha obtenido la purruchá de $3.5 millones. (Archivo)  

A Julio César Sanabria no le bastó Empresas Sanabria, Inc. para llenarse los bolsillos con fondos públicos y en 2009, cuando su corporación estaba en incumplimiento (no tenía good standing) por no rendir informes al Departamento de Estado, se sacó de la manga una nueva compañía para seguir guisando de lo lindo.

Dos meses después que Primera Hora destapó el esquema de tarifas infladas, de la noche a la mañana, Sanabria incorporó en el Departamento de Estado una nueva criatura: Star Music Entertainment, con la que ya se ha agenciado casi $3.5 millones, una purruchada de ellos con el Municipio de Mayagüez, donde sigue guisando.

Entre 2002 a 2013, Sanabria ha cargado con más de $12 millones en contratos con fondos públicos, según el Registro de Contratos de la Oficina del Contralor.

Y es que, aun cuando se le radicaron cargos de apropiación ilegal de fondos públicos al promotor de eventos artísticos, el alcalde José Guillermo “Guillito” Rodríguez dice no tener problemas en continuar otorgándole contratos a través del municipio mayagüezano.

Sanabria, quien enfrenta cargos en el Tribunal de Mayagüez por someter en 2008 una factura falsa al Municipio de Hormigueros, estaba en la picota pública y era investigado por la Oficina del Contralor y la Comisión de Cultura de la Cámara de Representantes cuando creó su nueva corporación, que aparece registrada el 15 de mayo de 2009.

Al sol de hoy sus dos empresas aparecen activas en el Departamento de Estado, según una revisión del expediente que hizo este diario.

Más aún, Sanabria no había sometido al Departamento de Estado el informe anual del estado de situación de Empresas Sanabria, Inc. de 2008. Tampoco sometió el de 2009 ni el de 2011, lo que supone una violación a la Ley General de Corporaciones. Por ello, encara multas ascendentes a $2,000, que nunca pagó.

Aun así, Rodríguez, le extendió contratos –muchos de estos fueron enmendados– y lo sigue llenando de guisos.

En medio de todo el escándalo que pone en perspectiva la relación que guarda el ayuntamiento, el alcalde reaccionó diciendo que “no hay nada ilegal en ese grupo (la empresa Sanabria)”, y se amparó en que el caso está aún bajo investigación en el Departamento de Justicia y la Oficina de Ética Gubernamental.

Usted le otorgó contratos en 2008 y 2009, cuando Empresas Sanabria estaba en incumplimiento porque no había sometido sus informes de estado de situación al Departamento de Estado. ¿Usted lo sabía?

No. Los asuntos de Julio César Sanabria los contesta él y no el alcalde de Mayagüez.

Rodríguez agregó que “siempre que se formaliza un contrato con quien sea, se pide información de si hay impedimento para hacerlo. En este caso, que conozca el Municipio, no hay situaciones que impidan la contratación de estos promotores”.

A preguntas sobre por qué los contratos son tan cuantiosos, como por ejemplo el de las Fiestas Patronales de 2013, que entre una cosa y otra ascendió al medio millón de dólares aproximadamente, el alcalde indicó que “esa es la inversión que el Municipio de Mayagüez hace para esas y otras actividades que celebramos y las vamos a seguir desarrollando y patrocinando, porque eso es lo que yo entiendo que mantiene la economía de la zona oeste”.

Rodríguez hizo referencia a que el Municipio publica los avisos de propuesta pública para que los promotores acudan “y los únicos que acuden son las Empresas Sanabria para las Fiestas Patronales de Mayagüez”.

Ahora que hay una radicación de cargos, ¿va a seguir dándole contratos a Julio César Sanabria?

Bueno, no hay impedimento alguno legal para poderlos contratar.

Se aferró al pleito de la empresa Redondo Construction contra el gobierno porque no les permitían participar en subastas por haberse declarado culpables de hacer estados falsos para un banco. “Ese error no lo va a cometer el Municipio de Mayagüez”, dijo.

En cuanto al empleado de Sanabria, Eulogio Rodríguez, quien también está acusado por los mismos cargos de someter una factura falsa al Municipio de Hormigueros, el alcalde Rodríguez sostuvo que no tiene contratos con esa persona.

“Nunca ha trabajado en el Municipio”, indicó.

Un análisis que hizo Primera Hora de los contratos que aparecen en el Registro de Contratos del Contralor reveló que la nueva empresa de Sanabria se ha agenciado entre 2011 a 2013 unos 123 contratos con fondos públicos por $3,469,214. De estos, 98 son con el Municipio de Mayagüez y la mayoría son por concepto de servicios de publicidad, representación o artísticos. Un puñado de ellos han sido facturados por “servicios técnicos”.

Entre estos contratos el más cuantioso y uno de los más recientes es el que Rodríguez le otorgó a Sanabria este año para que corriera las Fiestas Patronales por la suma de $455,000. A esta cantidad hay que agregarle otro contrato por $37,500 que Sanabria cotizó por tres pantallas LED, tres proyectores, cámara robótica, un camarógrafo y un técnico.

De los restantes contratos que figuran a nombre de Star Music Entertainment, más de una veintena se los agenció Sanabria con el Municipio de Guayama, entre 2011 y 2012, bajo la administración de la entonces alcaldesa Glorimari Jaime.

Empresas Sanabria, Inc., según la Oficina del Contralor, obtuvo contratos montantes a $8,926,374 entre 2002 a 2010. De estos, alrededor de 300 los pactó Sanabria con el Municipio de Mayagüez.

De hecho, varios de estos contratos de Sanabria con “la Ciudad del Mangó” fueron examinados en una auditoría del Contralor que cubrió el periodo del 1 de julio de 2006 al 30 de junio de 2010 y encontró varias irregularidades. Los hallazgos fueron referidos al Departamento de Justicia y la investigación está en manos del fiscal Pedro Laborde, de la División de Integridad Pública.

Nadita de nada

Contrario a su homólogo mayagüezano, el alcalde de Juana Díaz, Ramón Hernández dijo que su municipio no le otorgará ningún otro contrato a Julio César hasta que se resuelva el caso criminal.

Hernández aclaró que en 2011 y 2012 le otorgó dos contratos a Sanabria, a través de Star Music, pero en calidad de trovador. Uno de los contratos fue como parte de un concurso de trovadores por $4,500 y el otro con el grupo Caobaná por $3,500.

“Nosotros no tenemos contratos como promotor con los Sanabria. Nosotros no tenemos contratos con promotores para Fiestas Patronales”, dijo.

Pero otros alcaldes mantienen contratos cuantiosos con estos promotores...

Cada cual asume su responsabilidad. Ahora hay un escenario completamente distinto, a Julio César le han radicado cargos y si viene una recomendación para que se contrate como artista tengo que decirle que no es posible.