Le queman la casa al Secretario de Educación Jesús Rivera Sánchez

10/23/2011 | 10:43 a.m.
Hoy en la tarde, Jesús Rivera Sánchez no sabía si dormiría en casa de sus padres o de su hermano, ya que su residencia no estaba habitable tras el incendio provocado en la madrugada del domingo, según el teniente coronel de la Policía Noel Torres Roca. (Primera Hora/Edgar Vázquez Colón)  
Los daños fueron estimados preliminarmente en $15,000.

Las llamas que acapararon la sala de su residencia en la madrugada de hoy y  saber que su esposa y tres hijos corrían peligro llevaron  al secretario de Educación, Jesús Rivera Sánchez, a renunciar efectivo el día de hoy.

El funcionario dormía en la tranquilidad de la noche junto a su esposa en su residencia en el barrio  Santa Ana, en la carretera PR-556, kilómetro 1.9, en Coamo.  

Sus tres hijos, dos varones de diez y una niña de nueve, hacían lo mismo en sus cuartos.

“Estábamos todos durmiendo y nos percatamos del olor y el humo. Corrí inmediatamente para el cuarto de los niños y para sacarlos rompimos una ventana”, narró Rivera Sánchez a Primera Hora con una voz quebrantada.
El fuego ocurrió a las 12:20 de la madrugada.

Al salir de inmediato de su cuarto, el ex funcionario  dirigió la mirada hacia la sala y “todo era humo y fuego”.

¿Quién pudo haber causado esto?

Es algo que quiero saber, pero no puedo tener una respuesta inmediata.

¿Qué representa esto en su vida?

Me trastoca la vida, sobre todo la maldad, por la seguridad de mis niños. Ya ésta es la cuarta vez que invaden mi residencia en seis meses.

Rivera Sánchez indicó que entre los meses de abril y mayo maleantes escalaron su casa, rompieron puertas y robaron.

“Hace tres semanas puse una querella porque una persona entró a mi propiedad dentro de un vehículo y comenzó a tomar fotos”, dijo.

Sobre este último hecho, el ex titular de Educación aseguró que la Policía ha avanzado en su pesquisa.

¿Dónde va a dormir?

Estoy trabajando en eso; será en casa de algún familiar, de mi hermano o de mis papás.

El ex secretario, vestido en pantalón corto y camisa azul, pasó todo el día de hoy en su residencia colaborando con las autoridades.

Agentes de Servicios Técnicos, de la División de Explosivos y del Cuerpo de Investigaciones Criminales pasaron toda la madrugada y el día de ayer en el lugar.

Lo dramático del incendio lo demostraron las condiciones en las que quedaron los muebles victorianos crema y rosado que estaban en la sala. Las patas lucían negras y los cojines, grises. Éstos fueron sacados del lugar. También un abanico que había en la sala se dañó.

La sala, la cocina y la mayoría de la residencia estaban impregnadas de ollín.

Aunque el fuego no llegó a los cuartos posiblemente el humo también dañe propiedad que estaba allí ubicada.
Vecinos y familiares entraron y salieron de la casa a donde llegaron a apoyar al ex secretario y su familia.

Inhabitable la residencia del ex titular

“La casa del Secretario no está en condiciones habitables. Se tiene que hacer una limpieza para eliminar los daños que provocó el humo”, dijo el director de la región policiaca de Aibonito, el teniente coronel Noel Torres Roca. El oficial policiaco dijo que la casa del ex  titular de Educación queda en una zona rural y que los maleantes entraron a  la residencia por el laundry.

Hasta hoy en la tarde se encontraban en el lugar agentes de la División de Explosivos de Ponce, liderados por el capitán Wilson Lebrón Colón.

“Al momento no hay sospechosos”, dijo Torres Roca anoche a este diario. 

Un tanque rojo para almacenar gasolina o combustible fue ocupado afuera de la casa, por el lado por donde ingresaron los delincuentes.

Las autoridades detectaron que los autores del crimen se llevaron la memoria de las cámaras de seguridad instaladas en la residencia del ex funcionario gubernamental. 

Preliminarmente, los daños fueron estimados en $15 mil.