Madre de vendedora de seguros asesinada pide justicia cuanto antes

02/22/2013 | 12:17 p.m.
Alba Rueda no ocultaba su consternación y salió llorosa de la sala.(jose.rodriguez@gfrmedia.com)  
Alba Rueda salió llorosa y preocupada porque, una vez más, se reseñaló el caso contra Julio Rosario Morales.

Alba Rueda salió llorosa y preocupada porque, una vez más, se reseñaló el caso contra Julio Rosario Morales, acusado por el asesinato de su hija, Carmela Lymarie Rosado Rueda, en octubre pasado.

Esta mañana estaba pautada una conferencia de status previa al juicio contra Rosario Morales, pero tanto la fiscal Paulette Lartigaut como la abogada Fremia Ceballos, de la Sociedad para la Asistencia Legal (SAL), no comparecieron por razones de salud.

El juez José Ramírez Lluch, del Tribunal de Bayamón, reseñaló la vista para el 1 de marzo, pero advirtió para récord que las partes deberán ir preparadas para el comienzo del juicio el 11 de marzo y fechas subsiguientes que han sido separadas para ver el proceso judicial en su fondo.

Aun así, la madre de Rosado Rueda no ocultaba su consternación y salió llorosa de la sala.

"Estoy frustrada y preocupada por la forma en que se está llevando el proceso. Las personas del caso no están asistiendo a las vistas y estamos preocupados que se cumpla el término de seis meses (y Rosario Morales salga libre por hábeas corpus). Queremos que sea enjuiciado y pague por su culpa, pague por el asesinato de mi hija, que fue uno vicioso. Yo quiero que el juicio se vea, tiene que verse. Es mi hija, la adoro y esto no puede quedarse así", expresó Rueda, quien luego fue orientada por familiares que conocen del derecho y por la asistente de Víctimas y Testigos, recordándole que ya hay fecha para verse el juicio y que los seis meses vencen a finales de abril, lo que pareció tranquilizar a la mujer.


En cuanto a su hija, la describió como "seria, honesta y trabajadora, de carácter firme e inteligente". Dijo que la vendedora de seguros y de bienes raíces estaba estudiando para ser abogada y hasta llevó casos por derecho propio.

"Que por un vicioso pierda la vida, espero que se haga justicia. Yo la voy a defender y aguantaré hasta lo último", agregó Rueda.

Rosario Morales está sumariado y renunció a la vista preliminar. El hombre de 46 años enfrenta cargos por asesinato en primer grado y agresión sexual tras confesar que el 23 de octubre pasado, citó a Rosado Rueda a su hogar en Sierra Linda, Bayamón, para procurar servicios de bienes raíces. Allí la agredió sexualmente y luego la asesinó, dejando su cuerpo abandonado en un paraje solitario del barrio Dajaos en el mismo pueblo.

Tras ser reportada como desaparecida, cámaras de vigilancia del centro comercial Cantón Mall captaron las imágenes del hoy acusado estacionando el carro de la joven de 34 años en dicho lugar.

Personal del Departamento de Vivienda de Bayamón lo reconocieron, dado a que era empleado de dicha dependencia municipal. Alertaron al alcalde Ramón Luis Rivera Cruz, quien notificó a las autoridades y ahora es testigo en el caso.