Marcan 666 en puerta del apartamento de joven asesinada

Por Javier Colón Dávila / javier.colon@gfrmedia.com 04/28/2013 | 01:42 p.m.
El edificio cuenta con cámaras de seguridad, y anoche los agentes investigadores entrevistaron a varios vecinos. (Archivo)  
Ese mismo día, la mujer de 23 años y madre de tres niños se querelló en el cuartel Carolina Norte por este incidente de daños.

Un dibujo con los números 666 y una raya apareció pintado el viernes pasado en una pared del apartamento de Jamy Liz Carreras Ortiz, la mujer encontrada asesinada ayer en la tarde en su apartamento del condominio Monserrate I, en Carolina.

Ese mismo día, la mujer de 23 años y madre de tres niños se querelló en el cuartel Carolina Norte por este incidente de daños. Al día siguiente, fue encontrada muerta en la sala de su casa, con heridas punzantes.

La Policía que investiga el caso no tiene sospechosos ni móvil detrás del crimen, pero sigue de cerca esta pista, según supo este medio. El dibujo fue encontrado el viernes en la pared de la puerta del apartamento 1708, donde residía Carreras Ortiz y en la pared del apartamento 1606 de la torre Monserrate II. Según supo este medio mediante una fuente que no se quiso identificar, la residente de ese apartamento es otra joven quien decidió marcharse del lugar con su madre.

 El inspector Jorge Luyando, jefe del Cuerpo de Investigaciones Criminales Carolina, indicó al mediodía de hoy que el apartamento de Carreras Ortiz fue encontrado regado y con gavetas fuera de sitio. Además, sus familiares notaron que faltaban artículos como una computadora y un televisor y que la puerta del apartamento estaba forzada. Sin embargo, Luyando dijo que todavía no pueden concluir que se trate de un robo.

La madre de Carreras Ortiz le contó a la Policía que su hija le había dicho que el jueves un sujeto la asaltó en el condominio, pero no radicó una querella. A raíz de este supuesto incidente, Carreras Ortiz le pidió a su madre que se quedara unos días con sus tres hijos.

Carreras Ortiz trabajaba en un restaurante de comida china en Plaza Carolina y residía en el complejo hace dos años.

Su cuerpo fue encontrado en el suelo de la sala y no se ocupó el arma homicida.

El edificio cuenta con cámaras de seguridad, y anoche los agentes investigadores entrevistaron a varios vecinos.

Tags

Carolina