Misterioso asesinato en Monserrate Towers -VÍDEO

Por Francisco Rodríguez-Burns / frodriguez@primerahora.com 04/29/2013 |
Marcas rojas con pintura de aerosol y el número 666 fueron escritos en la pared externa del apartamento donde ocurrió el asesinato de Carrera Ortiz. (francisco.rodriguez@gfrmedia.com)  
Víctima había presentado una querella por acto de vandalismo en su piso

Faltaba poco para que el reloj marcara el mediodía y pocos residentes en Monserrate Towers, en Carolina, quisieron hablar sobre la muerte de Jamy Liz Carrera Ortiz, de 23 años de edad, asesinada en el interior de su apartamento en el piso 17 de uno de los dos edificios del complejo de viviendas.

A través de una llamada a la línea de emergencias 9-1-1, la Policía acudió a la escena del crimen en Monserrate I. La cerradura de la puerta de entrada estaba forzada. Se había manchado un tramo de la pared lateral del apartamento y de su puerta de entrada con una pintura roja de aerosol. En una parte de la pared se escribió “666”. Por estas marcas, la mujer se querelló en el cuartel de Carolina Norte.

En la sala del apartamento, los agentes investigadores encontraron el cadáver de Carrera Ortiz, de 23 años y madre de tres menores entre tres y seis años de edad. La mujer presentaba múltiples heridas de arma blanca en diferentes partes del cuerpo, que estaba desnudo.

La Policía que investiga el caso no tiene sospechosos ni móvil, pero sigue de cerca la pista del número. El dibujo fue encontrado el viernes en la pared lateral de la puerta donde residía Carrera Ortiz y en la pared de otra unidad en la torre Monserrate II. Según supo este medio mediante una fuente que no se quiso identificar, la residente del segundo apartamento es otra joven que decidió marcharse del lugar con su madre.

 
Misteriosos asesinato de Jamy

La víctima se querelló día antes de su muerte, radicó una querella por el acto de vandalismo en su piso.


La madre de Carrera Ortiz le contó a la Policía que su hija le había dicho que el jueves un sujeto la asaltó en el condominio, pero no radicó una querella. A raíz de este supuesto incidente, Carrera Ortiz le pidió a su madre que se quedara unos días con sus hijos.

Carrera Ortiz trabajaba en un restaurante de comida china en Plaza Carolina y residía en el complejo hace dos años. “Esto es una situación muy preocupante. Aquí todo se escucha, ya que hay mucho eco. Por la noche, se escuchó un fuerte golpe en la puerta de las escaleras”, dijo una residente del complejo.

“Yo me enteré esta mañana cuando vi la Policía, pero no vi nada”, dijo otro residente mientras salía del condominio con su perro.

Tags

Carolinaasesinato