Misterio total el ataque a un estudiante en Guayama

11/17/2012 |
El director del plantel dijo que el estudiante llegó hasta la oficina a pedir ayuda y que no identificó a su agresor. (Para Primera Hora / Edgar Vázquez Colón)  
El director de la escuela asegura que la agresión no se trata de bullying.

Guayama. La División de Homicidios se encuentra investigando un incidente en el que un estudiante de la escuela intermedia Francisco A. García Boyrié resultó herido de arma blanca dentro del plantel en circunstancias que aún no han sido esclarecidas.

Los hechos ocurrieron el pasado miércoles a las 12:30 de la tarde, cuando el menor recibió una herida en la pierna derecha que provocó que le tomaran dos puntos de sutura en el interior y siete puntos superficiales.

El sargento Harry Soliván explicó que la investigación apenas comienza y que está a cargo del agente Richard Sánchez.

“Se presume que haya sido otro estudiante porque los portones de la escuela permanecen cerrados en hora de almuerzo”, señaló el sargento.

Destacó que, como parte de la pesquisa, entrevistarán a maestros y estudiantes en un intento de identificar al posible agresor. Igualmente, sostuvo que, de hallar al responsable, se investigará si aplicarán algún tipo de falta o cargos criminales, esto luego de consultar el caso con el procurador de Menores.

“Hasta el momento, no se sabe quién fue y tampoco se ha ocupado el arma”, indicó Soliván.

Suceso aislado en el plantel

Aceptando que en su escuela sí se han dado casos de peleas entre estudiantes, el director Carlos Meléndez León aseguró que durante los dos años que lleva dirigiendo el plantel es la primera vez que uno de sus alumnos sufre una agresión agravada.

“Las peleas se dan en todas las escuelas y este suceso fue atendido de inmediato”, comentó el director.

Aunque no abundó mucho sobre el suceso, este mencionó que el mismo estudiante llegó hasta la oficina a pedir ayuda y que no identificó a su agresor.

También dejó claro que no se trata de un caso de bullying.

“Es muy triste que sucedan estas cosas, pero de todo se aprende y nos enseña a mejorar”, dijo.

Recordó que el pasado miércoles, luego del incidente, tocaron el timbre para que cada maestro regresara a sus respectivos salones con los estudiantes. Argumentó que la Policía estatal llegó rápidamente a la escuela y algunos padres acudieron a recoger a sus hijos.

Las clases fueron suspendidas por dos días y se reanudarán el próximo martes, semana en que se espera la visita de psicólogos del Departamento de Educación que atenderán a maestros y estudiantes.

Indicó que su escuela tiene una matrícula de 533 estudiantes de séptimo a noveno grado y que a pesar de incidentes aislados como este existe compañerismo y armonía.

Del mismo modo, expresó que con esta experiencia espera que sean muchos más los padres que se involucren en las actividades escolares y entiendan que la atención a sus hijos no es solo responsabilidad de la escuela.

Primera Hora obtuvo el número de querella 2012-9-30-9415, presentada ante la Policía. Sobre esto, el sargento de Homicidios indicó que la misma fue radicada por la escuela, pero el director no tenía conocimiento al respecto.