Muere bebé al ser olvidado en el carro del centro comercial de Barceloneta

04/04/2011 |04:21 p.m.
La madre del menor, Cyntia Garinaltis Vega, sería ingresada en una institución de salud mental por recomendación de una psiquiatra. (Primera Hora/ Nelso Reyes Faría)  
El carro estaba estacionado en los Premium Outlets de Barceloneta.

Como todos los días Cynthia Garinaltis Vega acudió a su consultorio de ginecología en Barceloneta pero esta vez olvidó detenerse en Manatí para dejar en el cuido al más pequeño de sus tres hijos, quien horas después falleció por asfixia en el auto de su madre porque no recordó que el nene de dos años y siete meses seguía en su guagua.

Garinaltis Vega llegó hoy cerca de las 9:00 de la mañana a su oficina ubicada en el segundo piso del edificio de Caribbean Cinemas en los Premium Outlets, en Barceloneta. Pasadas las 2:00 de la tarde fue a su vehículo estacionado frente al edificio donde ubica su consultorio y ahí vio a su hijo moribundo, señaló el director de Homicidios de Arecibo, Reynaldo Jiménez.

La doctora, de 43 años de edad, trató de salvarle la vida con técnicas de rescate y también con palabras de amor con las que le rogaba que reaccionara, recordó todavía conmovido el gerente del restaurante Metropol, Francisco Sánchez, quien prestó asistencia a su vecina del edificio comercial.

“Ella le dio CPR pero el nene ya botaba sangre por la boca”, comentó Sánchez.

El agente Ramón Torres, del precinto de Barceloneta, fue uno de los oficiales que primero se topó con el incidente mientras daba una ronda rutinaria por el centro comercial.

“Encontré un grupo de personas y me llamó la atención. Al acercarme noté que tenían un bebé acostado boca arriba en el piso y al preguntar me informaron que le estaban dando primeros auxilios porque aparentemente estaba sofocado porque se había quedado dentro de un vehículo”, dijo el agente, quien llevó al niño y a su madre hasta el centro de diagnóstico de Barceloneta.

Torres mencionó que aunque la doctora estaba alterada le ofreció los primeros auxilios a la criatura, quien estuvo alrededor de cinco horas en el asiento protector en el asiento trasero de la Toyota Sienna de su mamá.
El director de Homicidios dijo que el médico Herminio Méndez, del Atlantic Medical Center, informó que el niño llegó rígido y sin signos vitales pero que lo entubaron en un intento de salvarle la vida. 

“El infante era un varoncito y se veía bien cuidado, limpiecito. Tenía el uniforme de la escuela”, señaló Jiménez, quien explicó que en un inicio los hechos eran investigados como un incidente desgraciado.

El padre del menor, Omar Pereira Varela, de 42 años, llegó hasta el centro de diagnóstico de Barceloneta y de allí salió en la noche con su esposa rumbo a una institución de salud mental donde sería ingresada por recomendación de la psiquiatra María de los Ángeles de Jesús.

La psiquiatra no quiso hablar sobre la condición específica de Garinaltis Vega pero explicó que en eventos como el que sufrió esta madre, el impacto emocional puede impedirle manejar las emociones por lo que requiere asistencia de emergencia.

Garinaltis Vega no fue detenida hoy por las autoridades. No obstante, deberá comparecer dentro de una semana ante la Fiscalía de Arecibo para ser entrevistada, indicó el fiscal de distrito, Wilson González. Por estos hechos, la ginecóloga pudiese enfrentar cargos de homicidio negligente y maltrato de menores.

Para los conocidos de esta familia como la doctora María Olivencia, quien es amiga de Garinaltis Vega, es impensable imaginar a la ginecóloga como una madre negligente o descuidada. Por el contrario, según Olivencia, su amiga vive pendiente de sus tres hijos y se encarga de llevarlos a sus actividades extracurriculares.

“Cynthia es la mejor persona que hay. No puede haber una mejor madre, es abnegada y entregada a sus hijos. También es una excelente profesional y amiga, que cuando mis hijos están enfermos, ella es quien me acompaña. No hay nada malo que decir de ella”, expresó Olivencia, todavía incrédula de la muerte del infante.

La familia Pereira Garinaltis reside en Vega Alta. El padre del infante fallecido es empresario dedicado al sector de inversiones, indicó el abogado y amigo de la familia, Eugene F. Hestres.

Al centro de diagnóstico llegaron también amigos de la iglesia a la que asiste esta familia para darles algo de consuelo.

Tanto Hestres, como el abogado Roberto Alonso, quien se encargaría del proceso penal en el que puede desembocar esta muerte, manifestaron que se mantenían en cooperación con el ministerio fiscal pero afirmaron que la doctora no estaba en condiciones emocionales de someterse a una entrevista anoche.

“Ella va a ser internada para un proceso de evaluación y medicación”, dijo Hestres.

En tanto, la fiscal Jennifer Cancio entrevistaba esta noche a las enfermeras y empleadas del consultorio ginecológico que son testigos de este evento. La Fiscalía continuará la pesquisa pero, hasta anoche, no había indicios de algún acto intencional en esta muerte.  El cuerpo del menor fue transportado al Instituto de Ciencias Forenses para la autopsia y análisis periciales pertinentes.