Mujer a la que oficial municipal le disparó llora ante potenciales jurados

02/04/2013 |12:52 p.m.
Un jurado evaluará la prueba contra el agente de la Policía Municipal de Guaynabo, Emmanuel Ortiz Díaz, acusado por dispararle a Catalina Reyes Rivera. (Archivo)  
Ninguno de los sobre 45 candidatos al jurado dijo conocer a Catalina Reyes Rivera.

Catalina Reyes Rivera no pudo aguantar las lágrimas cuando tuvo que ponerse de pie ante los candidatos que conformarán el jurado que evaluará la prueba contra el agente de la Policía Municipal de Guaynabo, Emmanuel Ortiz Díaz, acusado por dispararle.

Hoy comenzó el proceso de escoger los miembros del jurado en el juicio contra Ortiz Díaz, contra quien pesan acusaciones por tentativa de asesinato y Ley de Armas por hechos ocurrido el 16 de julio pasado en el centro comercial Plaza Guaynabo.

La mujer, de 83 años, se paró en medio de la sala para que los sobre 45 candidatos al jurado la vieran e informaran al juez José Ramírez Lluch, del Tribunal de Bayamón, si la conocían o no. Ninguno levantó la mano.

Reyes Rivera se veía ansiosa y compungida. No hizo más que comenzar a caminar hacia la salida de la sala 606, comenzó a llorar y a tapar su rostro con un papel.

"Ella está bien afectada por todo esto", expresó su hija, Rosa Elsie Rosado.

"No está fácil, mija", se limitó a decir Reyes Rivera a este diario antes de abandonar el centro judicial.

El proceso continuó con el juez haciéndole preguntas a los posibles miembros del jurado, ante el acusado y sus abogados, el exjuez Jesús Peluyera, Mariela Vallines, Juan Nevárez y Luis Cabán, además de los fiscales Diana Avilés y Jesús Soto.

Una vez se escojan los 12 miembros del panel del jurado, comenzaría el desfile de prueba en el caso.

Según la pesquisa, Reyes Rivera fue al supermercado en dicho centro comercial y al prender su guagua Ford Explorer, alega que se le aceleró. Chocó contra un árbol y contra otro auto, pero en vista preliminar dijo que pensó que solamente había chocado un árbol. Al tratar de salir nuevamente, dijo que se le volvió a acelerar y que de momento sintió que le estaban disparando.

La defensa sostiene que Ortiz Díaz y otro agente municipal hacían su trabajo de tratar de detenerla tras ver que había chocado un vehículo y estaba huyendo del lugar. Además, entienden que el oficial actuó en defensa propia porque el agente estaba en medio de la vía y trataba de protegerse para que el carro no lo arrollara.

El acusado disparó seis veces y los tiros pegaron en el parabrisas frontal y por la ventana del lado del conductor, pasando a pocas pulgadas por el frente de Reyes Rivera, por lo que la fiscalía opinó que la víctima "está viva de milagro".</byline>