Mujer se fue de caravana en Ciales y no regresó

11/08/2012 |
María Ruiz Ortega está consternada por la muerte de su hermana tras relatar que el martes en la tarde la dejó frente al comité del alcalde de Manatí. (Para Primera Hora / Nelson Reyes Faría)  
Apareció asesinada en circunstancias sin esclarecer.

Se fue de caravana y no regresó.

Cuando María Ruiz Ortega dejó en horas de la tarde a su hermana de crianza Sheila Marie Reyes, de 31 años, frente al comité del alcalde Juan Aubín “Bin” Cruz, jamás imaginó que no la vería más con vida.

Reyes, madre de cuatro menores, se habría de encontrar en el lugar con unas amistades para irse en caravana a celebrar la victoria del incumbente ejecutivo municipal. Sin embargo, poco después apareció asesinada en circunstancias sin esclarecer.

“Ella estuvo conmigo por el día (martes) en el comité y después la dejamos allí porque la iban a recoger unas amistades”, dijo Ruiz. Según contó, su hermana se mantuvo en el lugar hasta tarde, pues una vecina la vio frente al comité a eso de las 11:00 de la noche.

La última conversación que Ruiz tuvo con su hermana fue a través de una llamada telefónica cerca de las 9:00 de la noche.

“Me llamó para preguntarme sobre el quinceañero de mi nena. Hablamos de eso y me dijo: ‘Te veo el viernes’”, recordó.

En la mañana de ayer, miércoles, la hermana se despertó con una corazonada. “Me levanté como a las 5:15 con un mal presentimiento. Me tomé las pastillas para la presión y le pregunté a mis nenas si estaban bien”, señaló.

Minutos después, la Policía tocó a su puerta para notificarle el trágico suceso.

El cuerpo de Sheila Marie fue encontrado a orillas de la PR-6685, entre Manatí y Ciales, cerca del barrio Hato Viejo. El sargento Pedro Maldonado dio con la escena mientras patrullaba el área.

El cadáver presentaba 10 impactos de bala en las piernas y entre tres y cinco en el área del pecho, además de hematomas en el rostro, según informó el teniente Reynaldo Jiménez, de la División de Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Criminales (CIC) de Arecibo.

Este diario supo que tanto la occisa como su compañero consensual habían tenido varios incidentes de violencia de género. El 2 de agosto de 2012, la joven hizo una denuncia contra su pareja. Veinte días después, el hombre se querelló en contra de Reyes por violación a la misma Ley 54. Ambos casos fueron desestimados a petición de las partes involucradas, según la información suministrada por la oficial Mayra Ortiz.