No hay dinero para el Seguro Social a los policías

Por Frances Rosario / frances.rosario@gfrmedia.com 08/29/2013 | 02:12 p.m.
La asesora legal de la Policía, Estrella Mar Vega, afirmó que los agentes activos no pueden pagar el Seguro Social por cuenta propia. (mariel.mejia@gfrmedia.com)  
Necesitarían $34 millones.

La Policía de Puerto Rico aceptó este jueves en una ponencia ante la Comisión cameral de Seguridad Pública y para el Desarrollo de Iniciativas contra el Crimen y la Corrupción que en los últimos años no han intentado concederle el beneficio del Seguro Social a los agentes, porque no cuentan con los $34 millones anuales que tendrían que pagarle al sistema federal para parear la contribución de sus trabajadores.

La afirmación está esbozada en un documento de cinco páginas, que está firmado por el superintendente de la Policía, Héctor Pesquera, pero que fue presentado en una vista pública a la Comisión por la asesora legal de la Policía, Estrella Mar Vega.

 De acuerdo con una regulación federal, los agentes de la Policía y los Bomberos deben haber avalado en un referéndum, por una mayoría de 50% más uno, el que se les conceda el beneficio del Seguro Social y que se les hagan deducciones por sus aportaciones.

Para viabilizarlo, la Legislatura aprobó en el 2008 la Ley 128 que ordena a la Policía a realizar una consulta para que los agentes decidan si desean acogerse al Seguro Social, pero Pesquera aceptó en el escrito que no se ha cumplido con la directriz “por el impacto millonario recurrente que conllevaría de ganar la opción del sí”.

Expuso que si el Gobierno interesa cederles el derecho a los agentes, la Oficina de Gerencia y Presupuesto debe asignarle “$34 millones recurrentes para proceder al pago del Seguro Social de los miembros de la Uniformada”.

 El último referéndum que realizó la Policía en Puerto Rico para medir el sentir de los agentes fue en el 2006. La licenciada Vega comentó que aunque en esa ocasión los agentes abogaron por acogerse al Seguro Social, no se logró la mayoría requerida por los estatutos federales.

 “Teniendo en cuenta que el total de los miembros de la Fuerza, en aquel entonces ascendía a 18,957 policías, se requería que al menos 9,479 agentes hubieran votado a favor de la cobertura del Seguro Social. Faltaron alrededor de 519 votos a favor para que se cumpliera con el requisito federal de mayoría simple mencionado previamente”, afirmó Vega durante la vista pública realizada en el salón de audiencias Rubén Otero Bosco de la Cámara de Representantes.

Asimismo, la asesora legal de la Policía planteó que la Legislatura tampoco podría aprobar una ley para obligar a que se deduzca del salario de los nuevos miembros de la Uniformada su aportación al Seguro Social ya que el asunto requiere cumplir con disposiciones federales.

“Las disposiciones de la ley federal ocupan el campo y obligan a la celebración de un referéndum para ver si los miembros de la Uniformada quieren acogerse o no a los beneficios del Seguro Social. Por eso, entendemos que no se podría, pero hemos recomendado que la Comisión consulte con el Departamento de Justicia también, para que emitan su opinión”, expuso la abogada a este medio.

Este argumento fue debatido por el senador Miguel Pereira, quien como presidente de la Comisión de lo Jurídico, Seguridad y Veterano, evaluó la medida de la autoría del presidente del Senado, Eduardo Bhatia, para concederle el beneficio del Seguro Social a los nuevos agentes.

 En el Senado, el proyecto de ley 667 que obliga al pago del Seguro Social para los nuevos agentes se aprobó el pasado 25 de junio.

 “Las personas que están ahora en la Policía sí tienen derecho en participar en la decisión de si ellos cogen el 'coverege' o no. Pero en lo prospectivo, tú llegas a tu trabajo y si en el trabajo hay Seguro Social, lo tienes que pagar”, afirmó en entrevista telefónica con este diario.

 Pereira comentó, además, que para implantar esta medida, la Policía solo tendría que invertir $3.4 millones anuales y no los $34 millones que ha calculado como el costo anual de este beneficio a todos los agentes.

Por otro lado, la abogada Vega afirmó que los agentes activos no pueden pagar el Seguro Social por cuenta propia. Explicó que después de su retiro, “la mayoría de los policías regresan a trabajar como reservistas para tener su Seguro Social. Los reservistas hacen trabajo administrativo dentro de la Policía”.

El proyecto de extender el beneficio del Seguro Social a los nuevos policías, es analizado por la Legislatura ante los cambios en beneficios que se hicieron durante la reforma del Sistema de Retiro del Gobierno.