Ocho meses muerto y nadie lo notó

Por Bárbara J. Figueroa Rosa / bfigueroa@primerahora.com 11/01/2013 |
El apartamento de Frederick Rosselló Rivera, en el condominio Horomar en el Condado, San Juan, fue encontrado en completo abandono cuando las autoridades llegaron tras ser alertadas por la presidente de la junta de condómines del inmueble. (juan.alicea@gfrmedia.com)  
En una espeluznante escena, el cuerpo de Fredy Rosselló fue encontrado en un apartamento del Condado.

El macabro hallazgo en el Condado del cuerpo de un sexagenario en avanzado estado de descomposición - quien se presume murió accidentalmente tras caerle una puerta encima hace más de ocho meses- deja nuevamente al descubierto el problema de abandono que sufren las personas de edad avanzada en el país.

Don Frederick Rosselló Rivera era un hombre solitario y con aparentes problemas de salud mental quien vivió por más de tres décadas en el condominio Horomar, en Condado, donde sólo tenía contacto ocasional con sus vecinos.

 
Ocho meses muerto y nadie lo notó

En una espeluznante escena, el cuerpo de Fredy Rosselló fue encontrado en un apartamento del Condado.


“Fredy”, como lo llamaban sus conocidos, no tenía hijos. Tampoco era visitado por familiares o amigos.

Al parecer, su única compañía “imaginaria” eran unos hombres llamados “Nelson” y “Héctor” a los que les dejaba múltiples notas en la puerta de entrada de su hogar, a cuyo espacio casi no se puede entrar debido a la cantidad de basura acumulada.

Precisamente la falta de aseo en la residencia fue uno de los factores para que los vecinos inmediatos de “Fredy” no pudieran identificar que el olor que emanaba del lugar era el de su cuerpo putrefacto y no el de la inmundicia que arropaba la casa.

Busca la historia completa en la edición impresa de hoy.

Tags

Condadoancianosmuertesoledad