Operativo federal contra ganga de Junior Cápsula

11/09/2012 | 05:43 a.m.
Se informó que los cargos imputados a los detenidos están relacionados con la organización criminal del notorio capo Junior Cápsula. (jose.madera@gfrmedia.com)  
Agentes del Servicio de Inmigración y Control Aduanas (ICE-HSI) diligencian 28 órdenes de arresto por narcotráfico durante un operativo en la madrugada de hoy.

Agentes del Servicio de Inmigración y Control Aduanas (ICE-HSI) diligenciaron hoy 28 órdenes de arresto contra miembros de la organización criminal de José Figueroa Agosto, mejor conocido como Junior Cápsula.

De acuerdo con la fiscalía federal, los acusados enfrentan cargos por conspiración para importar y distribuir narcóticos, y por lavado de dinero.

Tres de las órdenes de arresto son para individuos que se encuentran en República Dominicana. En Puerto Rico, los imputados son de Caguas, Bayamón, Carolina, Corozal, Guaynabo, Loíza, Naranjito, San Juan, Toa Alta y Vega Baja.

"En el día de hoy le estamos dando un golpe mortal a esta organización, arrestando a personal que estuvo envuelto en la parte de transportación y lavado de dinero", dijo Ángel Meléndez, director interino de ICE-HSI en Puerto Rico.

"Es una investigación que llevamos hace cuatro años y hoy vemos que está rindiendo frutos al arrestar a estas personas", agregó.

Meléndez señaló que en relación a la ganga de Junior Cápsula, se han producido hasta el momento un total de 32 arrestos.

"Se han confiscado sobre $12 millones en propiedades y dinero en efectivo. Y hemos podido confiscar tres toneladas de cocaína que venían hacia Puerto Rico", sostuvo.

Explicó que la organización traficaba los narcóticos desde República Dominicana a través de yolas, embarcaciones de placer, contenedores de carga y por aviones.

Los investigadores estiman que, durante su apogeo, la organización tuvo la capacidad de introducir a la Isla unas 11 toneladas de cocaína y lavó unos $100 millones.

ICE encabezó el operativo con el apoyo de agentes del Negociado Federal de Investigaciones (FBI), la Policía de Puerto Rico y la Policía Municipal de San Juan.

Según la fiscalía federal, se declararon culpables por transportar droga hacia Puerto Rico Diego Pérez Colón, Sixto Boschetti Dávila, Kareem Boschetti Dávila, Elier Martínez Delgado, Rafael Molina Padró, Iván Crespo Talavera, Raúl González Díaz, Carlos Torres Landrúa, Héctor Ramos Rosado, Jonathan Vega Berríos y Joel Vega-Berríos. 

Por la misma función, figuran en el pliego acusatorio Alex Manuel Rivera Figueroa, alias Toski; César Caballero Collazo, alias Sopita; Luis Rivera-Dones, alias Mule; Yamil Dávila López, Rubén Steven Méndez Matías, Reinaldo Martes Pérez, Rafael Fuentes Miranda, alias Betún; Carlos Latoni Morales y Harold Luiciano Arepo.

Mientras, como facilitadores en la distribución de las sustancias controladas fueron acusados Gerardo Amaro Rodríguez, Paulino Mejías García, alias Yun Yun; Esaúl Hernández Romero, alias Grillo; Norma Vázquez-Figueroa; Yolimar Nefrón Cosme; Ismael Otero París, alias Quique; Alexis Centeno Luiciano y Fernando Nieves López, alias Huevin.

En cuanto al lavado de dinero, la fiscalía federal indicó que entre 2008 y 2010, con el dinero de las ventas de narcóticos, se compraron barcos de lujo para el transporte de los cargamentos, por lo que fueron acusados Alex Manuel Rivera Figueroa, Luis Rivera Dones, Rubén Steven Méndez Matías y Axel Ramos Echeandía.

Por otro lado, las autoridades alegan que parte del dinero de las ganancias de las ventas eran transferidas a República Dominicana, Estados Unidos y España. Estos cargos fueron presentados contra José Luis Morales Varona, Juan Carlos Berríos Sánchez, Carmen Luisa González Colón, Jonathan Rodríguez Rodríguez y Obie Colón Peña.

La fiscalía federal indicó que en caso de ser encontrados culpables los acusados enfrentan un mínimo de 10 años de cárcel hasta un máximo de cadena perpetua, con un monto total en multas de hasta $4 millones.

"Esto no acaba aquí. Vamos a continuar hasta que podamos arrestar al último miembro de esta organización", afirmó Meléndez.

Según Meléndez, tras el arresto de Figueroa Agosto, los miembros de la organización "lo que hicieron fue esconderse y no estaban operando".

Precisó que investigan sus actividades desde el 2005, aunque entienden que desde antes ya estaban en operaciones y consideran que la organización quedó desarticulada tras el arresto de Figueroa Agosto en el 2010.

"Este tipo de investigación es bastante compleja, porque estamos tratando con personas que saben los que están haciendo, profesionales", añadió. "Ahora en la investigación estamos recogiendo parte del remanente central", sostuvo.