Organización criminal traficaba drogas en la lancha de Vieques a Fajardo

10/04/2012 | 02:57 p.m.
Pedro Janer, director interino de la DEA indicó que se emitieron 53 órdenes de arresto. (jose.madera@gfrmedia.com)  
Pedro Janer, director interino de la Administración federal de Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés), indicó que se emitieron 53 órdenes de arresto.

Gurabo.- Agentes federales desmantelaron hoy, jueves, una organización en Fajardo dedicada a la distribución de drogas, introducidas a la Isla a través de la lancha pública de Vieques a Fajardo y en embarcaciones privadas pequeñas que llevaban el cargamento por el río Maternillo hasta sus residencias.

Pedro Janer, director interino de la Administración federal de Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés), indicó que se emitieron 53 órdenes de arresto, de las cuales restan 10 imputados por localizar y 12 estaban encarcelados por otros delitos.

A eso de las 3:30 p.m., se entregó uno de los sujetos que faltaba por ser detenido. Se trata de Emilio Monge Torres, acusado por narcotráfico y violación a la Ley de Sustancias Controladas. El hombre de 31 años se entregó en el precinto de Fajardo.

"Utilizaban la lancha que sirve a la isla municipio de Vieques para traer kilogramos de cocaína hacia Fajardo. La droga, a su vez, era revendida en el área este y San Juan. Parte de esa droga también era enviada a Estados Unidos a través del aeropuerto Luis Muñoz Marín", dijo Janer.

La investigación que por dos años realizaron agentes de la DEA, el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas y la Policía produjo cargos por participar en una organización dedicada al tráfico de drogas. También hay acusaciones por soborno de un testigo, utilización de armas de fuego durante la venta de sustancias controladas y lavado de dinero mediante el uso de una compañía constructora de botes.

De acuerdo con la fiscalía federal, los acusados conspiraron para distribuir heroína, cocaína, crack y marihuana en Fajardo, particularmente en los residenciales de Santiago Veve-Calzada, Puerto Real y Villa Fajardo, así como en los sectores de Mansión del Sapo, Maternillo, Quebrada Vueltas y Calle Chiquita, entre otros.

El fiscal federal César Rivera dijo que el uso de la lancha operada por la Autoridad de Transporte Marítimo era "frecuente".

"El uso de esas lanchas era bastante frecuente, pero ese ángulo de la investigación continúa", sostuvo Rivera, quien rehusó entrar en detalles.

El fiscal federal tampoco confirmó ni descartó que personal que trabaja en ese servicio de transporte público esté vinculado con la operación de la organización.

Janer opinó que, "como cualquier punto de entrada", los puertos de Fajardo y Vieques tienen "controles adecuados, pero no son infalibles".

"Aeropuertos y estos puertos siempre están sujetos a que estas organizaciones los penetre", agregó.

Además de usar la lancha de ATM, Janer explicó que introducían cargamentos en botes pequeños "por el río Maternillo y eran guardados en residencias a orillas del río, lo que hacía casi imposible que las autoridades detectaran la entrada de estos cargamentos".

"Desde allí, los líderes y miembros de esta organización coordinaban la entrada de botes cargados de cocaína desde Vieques y otras islas del Caribe", agregó.

Asimismo, Janer dijo que "se sospecha que miembros de esta organización criminal sean responsables de múltiples crímenes violentos relacionados con el control de puntos de drogas y venganzas en contra de otras organizaciones".

La DEA estima que generaban aproximadamente $569,000 cada semana en las ventas al detal en Maternillo, que consistían de un kilo de cocaína, medio kilo de heroína, un kilo de marihuana y un kilo de crack.

El lavado de dinero

Según la pesquisa, entre septiembre de 2010 y noviembre de 2011, los acusados Julio de Jesús Gómez, Tania de Jesús Gómez y Julia Gómez Calcaño conspiraron para lavar dinero producto de las ventas de tráfico de drogas, haciéndolo pasar como ingreso legítimo de la compañía Luquillo Boat Glass Inc.

La fiscalía federal informó que, como parte del esquema, los acusados compraban propiedades, como una de $75,000 en Quebrada Fajardo, y otra de $265,000 en Mansiones Punta del Este.

Uno de los detenidos en el operativo fue José Santiago Gómez, a quien Janer identificó como uno de los líderes de la organización.

"Se arrestó en una casa muy lujosa, con un costo aproximadamente de $500,000", indicó. "Anteriormente, a través de la investigación, se confiscaron otras propiedades".

Durante los arrestos, también "se confiscaron ocho vehículos lujosos, tres vehículos todo terreno, dos motoras acuáticas y se confiscó un arma de fuego", precisó Janer.