Pablo Casellas se siente preso en su casa

12/07/2012 |
La petición por parte de la defensa de Casellas se radicó puesto a que este continuamente le solicita al Tribunal la autorización para poder dejar su domicilio, pero las concesiones por lo general toman mucho tiempo en ser evaluadas. (ana.abruna@gfrmedia.com)  
Solicitan que se le permita salir de su casa a trabajar, ir al médico y ejercitarse.

Quiere salir de su encierro.

Transcurridos tres meses desde que se le impuso la fianza, al corredor de seguros Pablo Casellas, acusado por el asesinato de su esposa, la ejecutiva de Assurant Solutions Carmen Paredes, la defensa solicitó al tribunal su modificación, para que se le permita salir de su casa.

Los abogados Arturo Negrón García, Harry Padilla y Juan Ramón Acevedo, radicaron ayer una moción en la que le solicitan al juez de Instancia del Tribunal de Bayamón, José Ramírez Lluch, la modificación de las condiciones de fianza de Casellas.

La defensa expone en la moción que el acusado prácticamente está preso en su casa y que para salir tiene que piden permiso al tribunal, lo que, según reclaman, toma mucho tiempo.

Solicitan al magistrado que le permitan a Casellas salir de su casa a trabajar y a visitar clientes, ir a la farmacia, al médico y a hacer ejercicios.

Ramírez Lluch concedió tiempo a la fiscalía para contestar la moción.


Ayer se celebró una vista de estatus del caso, en la que la fiscal Phoebe Isales planteó que no podrán entregar todo el descubrimiento de prueba solicitado por la defensa hasta finales de diciembre, por la cantidad de trabajo que implica.

Isales debía informar en la reunión de estado de situación pautada para ayer, 6 de diciembre, si se había concluido el descubrimiento de prueba.

Esta indicó que ya han entregado unas 1,500 páginas y evidencia científica forense.

Este proceso incluye la entrega de las declaraciones juradas de cerca de 45 testigos, fotos y vídeo de la escena, y prueba forense.

Isales y la fiscal Janet Parra habían asegurado al juez que estarían listas para comenzar el juicio el 15 de enero de 2013, contrario a lo que dijeron los abogados.

La fecha de juicio se pospuso para el 17 de abril de 2013. Se fijó una vista de estatus para el 15 de enero de 2013.

Ramírez Lluch emitió órdenes de mostrar causas para el Banco Santander, la Policía de Puerto Rico y al Sistema 9-1-1, so pena de desacato, por haber incumplido la orden de entregar documentos a la defensa.