Padre de Paola París obtiene su custodia

Por Alex Figueroa Cancel 04/25/2013 | 02:37 p.m.
Juan Carlos París también tiene la custodia de su otro hijo, hermano de Paola. (bargarafigueroa@gfrmedia.com)  
El Departamento de la Familia continúa investigando las circunstancias que desembocaron en que la niña fuera acuchillada.

Vega Alta.- La custodia de la niña Paola París, quien se encuentra grave tras haber sido apuñalada por su padrastro, fue transferida del Departamento de la Familia a su padre biológico, Juan Carlos París.

La secretaria del Departamento de la Familia, Idalia Colón, indicó hoy que la medida fue tomada anoche, cuando también le otorgaron a París la custodia provisional del hermanito de Paola.

"El padre biológico ya tiene la custodia de los dos niños. En el caso de la hermana mayor (de Paola), que es de otro padre, la custodia física fue otorgada a la abuela materna. Su padre (biológico) estuvo de acuerdo", sostuvo Colón, tras una visita a la cárcel de mujeres en este municipio.

Mientras tanto, el Departamento de la Familia continúa investigando las circunstancias que desembocaron en el lamentable incidente.

Según la pesquisa de las autoridades, Paola, quien cumplió hoy siete años de edad, resultó apuñalada por su padrastro, Christopher Portela Declet, en medio de una discusión del hombre con la madre de la niña, Zamay O'Farrill, en hechos reportados el martes en Trujillo Alto.

La niña se encontraba en condición grave en el Hospital Pediátrico del Centro Médico, donde se mantenía conectada a un ventilador.

Mientras, la secretaria de Familia dijo que revisó el expediente de la familia de Paola, pues se habían reportado incidentes previos.

"Hubo querellas de parte del padre. Se establecieron planes de servicio y la madre cumplió", indicó Colón. "Como trabajadora social revisé el expediente, porque lo pedí y entiendo que debe haber una evaluación más profunda de ese plan de servicio, porque como toda víctima de violencia de género, hay circunstancias muy críticas donde los trabajadores sociales tenemos que ser más cuidadosos en el análisis de la situación".

"Profundizar y proveer alternativas para que la víctima pueda salir de esa relación de violencia y agresión, porque en efecto no es la vida de ella, sino también es la vida de los niños y niñas, como vimos en este caso, que está en riesgo", agregó.

Colón informó que por situaciones como el caso de Paola llegó a acuerdos con la Administración de Familias y Niños (Adfan) para "retomar los adiestramientos de los trabajadores sociales para profundizar en lo que son las situaciones de violencia doméstica".

 "Son complejas, no podemos, de manera superficial, atender esas querellas. Es necesario tener planes más estructurados y más dirigidos a proveerle a esas personas las herramientas para que salgan de ese ciclo de violencia", afirmó.